Recorrer Londres, de un lado a otro.

Día 2: Hyde Park, Nothing Hill, Tower of London y Tower Bridge.

Este día vamos a ir de una punta de la ciudad de Londres a otra. Es el día de hacer uso de la Oyster card.

Moverse por Londres en el metro es muy rápido pero no barato. Este es el día que vamos a movernos más y para poder aprovechar el máximo tenéis que comprar la tarjeta de transporte para el metro londinense que se llama Oyster.

Hyde Park

Hyde park es quizás el parque más conocido de la ciudad, una gran extensión verde en el centro de Londres. Es un parque donde se respira tranquilidad, un buen lugar para relajarte. Caminarás entre patos, ardillas,.. En su estanque y lago puedes disfrutar de lo más característico en sus aguas, cisnes  y gansos.

Vista del estanque Round Pond, muy cerca del Palacio de Kensington
Vista del estanque Round Pond, muy cerca del Palacio de Kensington.

El parque es muy grande y necesitarías un día tranquilamente para conocerlo entero. Nosotros optamos por ver desde el final de su lago el Serpentine Lake  en su parte más al norte donde está el Italian Water Gardeny y acercarnos  hasta su estanque Round Pond, muy cerca del Palacio de Kensington.

Vista de los Jardines Italianos, ha sido escenario de muchas películas
Vista de los Jardines Italianos, ha sido escenario de muchas películas,  Bridget Jones entre ellas.

Al lado del estanque Round Pond se encuentra el  Palacio de Kensington. Aquí residía la reina Victoria y donde actualmente residen los Duques de Cambridge.

Palacio de Kensington.
Estatua de la reina Victoria, al fondo el Palacio de Kensington.

Nosotros no lo visitamos porque tenemos en la agenda ¡Nothing Hill y llegar al Tower Bridge!

Notting Hill

Nos fuimos a visitar uno de los barrios más coloridos de Londres. Las casitas de colores y  sus puestos callejeros a lo largo de Portobello Road es lo más destacado.

Casas de colores de Nothing Hills
Casas de colores en el barrio de Nothing Hills

Y a quién no le viene a la cabeza la película, bien. Anduvimos por ahí y la famosa ‘puerta azul’ se encuentra en este barrio. Es algo de lo que puedes prescindir perfectamente a no ser que seas super fan de la película o de sus actores. Yo andaba por allí…

La casa de la película donde vivía William Tacker.
La casa de la película Nothing Hills donde vivía William Tacker.

Si os interesa el mercado de Nothing Hill es el sábado por la mañana, sería el mejor día para visitarlo. Aún así, cualquier día puedes disfrutar de sus puestos a lo largo de la calle Portobello Road.

Tower of London

La Torre de Londres es  uno de los lugares más lleno  de historia. También conocida como la torre del terror, todos los que de alguna manera ofendían a la monarquía eran torturados y ejecutados en este lugar. Durante muchos años esta fue su función.

Una de las ejecutadas fue la Reina  consorte Ana Bolena, acusada de adulterio, incesto y traición fue decapitada en el cadalso de la Torre de Londres. Acabo de ver la película ‘Las hermanas Bolenas’ y no he podido no mencionar el hecho.

En la torre puedes visitar las joyas de la Corona, la White Tower (la Torre de Londres),…  La visita te puede llevar un par de horas.

Tower Bridge

Y llegamos a otro de los lugares donde no paran de dispararse las cámaras. Imposible no fotografiarlo, es un auténtico icono de la ciudad y aquí no hay obras de momento que lo cubran. ¡Genial!

Es un puente levadizo, capaz de elevarse para abrir paso a los barcos. No lo vimos en esta función, pero la página oficial indica los horarios de elevación y también puedes comprar los tickets para la visita.

Las pasarelas que unen las torres estaban destinadas al paso de peatones, pero la gente optaba por esperar que se cerrara de nuevo el puente para cruzar, de manera que perdieron esta función y ahora forman parte de la visita turística al Tower Bridge.

Y su nombre no proviene de las torres que dominan el skyline de Londres, sino por encontrarse muy cerca de la London Tower.

 

Caminando por el centro de Londres

Día 1: Buckingham, el Palacio y la Abadía de Westminster, el Big Ben y London Eye

LLegamos muy temprano a Londres y teníamos en mente aprovechar al máximo.

En el primer día vamos a caminar por buena parte del distrito de Westminster. En este distrito se concentran muchos de los iconos de Londres como es el Palacio de Buckingham y su famoso Cambio de Guardia, el Palacio de Westminster, el Big Ben.

Ruta del primer día en Londres

  • La ruta para el primer día en Londres recorre el  Buckingham Palace,  la Abadía de Westminter y saliendo de la Abadía y avanzando hacia el río os encontraréis conalgunos de los símbolos más emblemáticos de la ciudad: el Big Ben y el Palacio de Westminster y el London Eye.

¿Nos habrá dado tiempo a verlo todo? Os lo cuento.

The Show must go on

Nos vamos directas a ver el Cambio de Guardia del Palacio de Buckingham. El horario es establecido por el ejercito británico y puede cambiar según el tiempo o cualquier imprevisto. De manera que debes consulta los horarios para asegurarte que puedes disfrutar del colorido espectáculo.

La Guardia de la Reina está formada por dos destacamentos, St James’s Palace y el Buckingham Palace, los dos se preparan para el cambio.

Recuerda que es muy importante asegurarte que se celebre el día que vas. El Cambio de Guardia sí es diario, no el ‘show’. 

Queríamos ver el ‘show’ y así lo planificamos. Si bien, en mi opinión dependiendo del tiempo con el que contéis, os lo podríais saltar.

¿Dónde te puedes situar para ver el Cambio de Guardia?

Justo delante de las rejas de la entrada principal del Palacio de Buckingham, esta zona es la que está más llena de gente junto con los escalones que hay en la plaza justo delante de la entrada principal del Palacio.

Vista del Palacio de Buckingham lista para ver el show.
Vista del Palacio de Buckingham, preparada para ver el show.

Si lo tuyo es la fotografía, el lugar para sacar buenas fotos de la Guardia a pie andando hacia el Palacio de Buckingham o de la Guardia montada, The Mall es un buen sitio, ya que por aquí desfilaran.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de B E A T R I Z (@escapateconmi_go) el

La Abadía de Westminster 

Si vas con un presupuesto limitado y tienes que seleccionar los lugares qué visitar, este sería uno de los que han de entrar en tu lista.

La entrada nos costó 10 libras y la compramos en la propia Abadía. La cola no lleva tanto tiempo como en otras atracciones turísticas como puede ser el Parlamento o el London Eye. Señalo el precio porque si buscas por internet encontraréis un precio que ronda las 20 libras.

Todos los monarcas ingleses han sido coronados en la Abadía de Westminster utilizando un trono de coronación medieval del siglo  XI. Lo encontraréis prácticamente en la salida de la Abadía, después de haber visitado un sinfín de tumbas de monarcas, nobles, poetas y científicos.

Abadía de Westminster, al fondo la Torre Victoria del Palacio de Westminster.
Abadía de Westminster, al fondo la Torre Victoria del Palacio de Westminster.

Atención Obras: el Big Ben y el Palacio de Westminster

Cuando hablamos del El Big Ben nos referimos a la Torre del Parlamento, que es sin duda una de las imágenes más representativas de la ciudad de Londres. Realmente el Big ben es la campana que alberga, pero nos entendemos…

Este es el estado actual de la torre del reloj más famosa, el Big Ben. Algo diferente a lo que teníamos en mente… Se encuentra en estado de reparación y hasta el 2021 no se verá despejada de andamios.

Un detalle ha sido dejar una cara del reloj siempre visible.

Este vestido de andamios lucirá la Torre hasta el 2021. ¡Ya tienes excusa para volver a verlo una vez terminen las obras!

El Palacio de Westminster o las Casas del Parlamento es otra de las postales que tenemos en mente de Londres. También sometida a reformas ante su deteriorado estado. Esta es la portal del conjunto actualmente.

Vista del Big Ben y el Palacio de Westminster.
Vista del Big Ben y el Palacio de Westminster desde el otro lado de la orilla del Támesis.

London Eye

Esta atracción, relativamente nueva, ya que se inauguró en el 2000 se ha convertido en atractivo turístico principal y forma parte de esta orilla del río Támesis.

London Eye, vista desde el puente de Westminster.
London Eye, vista desde el puente de Westminster.

Si bien no pertenece al distrito de Westminster, verla desde la otra orilla y no sentir ganas de cruzar y acercarte es misión imposible.

London Eye, la noria más fotogénica y sexy en diseño y arquitectura. Todo el mundo reconoce su figura y se asocia a Londres como si mil años llevara ahí.