El exterior del museo del Louvre

Contraste de estilos en el museo más visitado del mundo, lo clásico contra lo moderno.

El Louvre se encuentra en el primer distrito de París.

En el pasado fue castillo, residencia real para albergar sus colecciones. Cuando trasladan la residencia real al Palacio de Versalles es el momento en el que el palacio se irá transformando en museo.

En el 1793 abre las puertas el museo del Louvre castillo del Louvre (siglo XII)

No es mi pretensión detallar las colecciones que el museo alberga. Los amantes del arte podrían gastar meses en él disfrutando de cada pieza.

Solo pinceladas que salpican curiosidades que este edificio ofrece a cualquiera que se acerque. Y es que el museo del Louvre sorprende tanto en su interior como en su exterior.

En este caso nos quedamos en el exterior del museo.

Los Jardines de las Tullerías, el Arco de Triunfo del Carrusel y la enigmática Pirámide del Louvre.

Los Jardines de las Tullerías

El primer jardín de París de carácter público. Os he contado que me gusta pasear y lo que me gusta un parque, un jardín, … sobretodo si vives en la ciudad y necesitas escapar del bullicio.

Bueno este no es uno de esos jardines que escapes del bullicio, el jardín se ubica entre la Plaza de la Concordia y el museo del Louvre. Si bien la tranquilidad no es una de sus características, sí lo es su encanto.

Vista de los Jardines de las Tullerías
Vista de los Jardines de las Tullerías. Al fondo, la Torre Eiffel

Deben su nombre a las fábricas de tejas en francés “tuilles”, que antes se encontraban situadas en ese lugar.

Cambiaron su estilo de florentino a inglés y Napoleón une los jardines con el museo  con la construcción del Arco de Triunfo del Carrusel.

Arco del Triunfo del Carrusel

Para conmemorar las victorias de Napoleón se construye entre los años 1806 y 1808 el Arco del Triunfo del Carrusel.

Se sitúa entre los jardines de las Tullerías y el museo del Louvre.

En la idea inicial del arco se alzaba una estatua de Napoleón junto la cuadriga pero se retira por ordenes del emperador. La cuadriga es una copia de los Caballos de San Marcos en Venecia.

Me gustan sus ocho columnas corintias de mármol rosa, cada una de ellas sosteniendo a un soldado del Gran Ejército.

En su nombre encontramos la palabra “Carrusel” que significa “pequeña guerra”, se acostumbraba a organizar espectáculos que se celebraban en las explanadas frente los arcos.

La pirámide del Museo del Louvre

Una profunda remodelación relativamente reciente y es que hablamos de la década del 1980, lo convierte en lo que ahora conocemos. No sin controversia se procede a ampliar el museo.

En su propuesta, la polémica Pirámide del Museo del Louvre. Justo en frente del Jardín de la Tullerías. Se convirtió en símbolo del Louvre.

La pirámide es la recepción que dará acceso a las diversas salas del museo. Su arquitecto, Ieoh Ming Pei, elegido por François Mitterrand para la construcción, la dota de las proporciones exactas de la pirámide de Keops.

Sus dimensiones: 35,42 metros de ancho por 21,34 de alto, 95 toneladas de acero y 105 toneladas de aluminio, 51º de inclinación.

Y la gente, yo incluida jugando alrededor de la pirámide.

Y el dato con el que se ha jugado para generar ruido, 666 paneles de vidrio. Su número real, 673 paneles.  Al parecer, da mucho más juego el número vinculado a la “bestia”, 666. 

Si quieres conocer las obras que no te puedes perder, echa un vistazo:

Las diez obras que no te puedes perder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *