Archivo de la categoría: Europa

Top Croacia: Split. ¡Mi palacio, mi ciudad!

¿Quién no se quiere construir una casita en un lugar bonito para disfrutar de su jubilación?

En Split descubriréis una de las primeras residencias dedicadas a este momento.

Se empieza a complicar la elección de los puntos a visitar en Croacia sobretodo si cuentas con poco tiempo, como siempre andabamos con poco tiempo.

Pero no tienes opción, en tu viaje a Croacia hay que incluir Split. Split es una península, de manera que se encuentra rodeada de playas, pero sin duda lo que hace tan especial a esta ciudad como comprobaréis es su centro histórico.

Croacia cuenta con lugares únicos, únicos como este, Split  que a mi me sonaba a Spritz, pero no, ni se bebe ni está en Italia.  Aunque bien es verdad que en toda Croacia hay bastante influencia italiana y mucha gastronomía es propia de este país.

¿Por qué es único Split?

Porque la ciudad creció en torno un palacio, la casita que mandó construir el emperador Diocleciano.

Diocles era su nombre de niño, de familia humilde se hizo militar y poco a poco  escalando posiciones, paso del niño Diocles a Cayo Aurelio Valerio Diocleciano Augusto, emperador Diocleciano.

El emperador Diocleciano, se volvió poderoso como nadie en su época (305 d.C) y decide abdicar, sí se preparó su chozita de retiro en Split, su ciudad natal.

De los pocos emperadores que decidieron abandonar el poder y retirarse.

Alrededor del palacio Diocleciano creció la ciudad de Split, y no solo alrededor, en el propio palacio, una vez los romanos desocuparon el lugar, Split quedó abandonado durante siglos y ocupado poco a poco por las gentes de zonas.

Un palacio… y es cuando te viene a la mente, un majestuoso edificio con 1000 habitaciones, de esos que construyen los reyes con 40 cuartos de baño y sus tantos salones, comedores,  etc.

No es tanto esta idea de palacio, el Palacio Diocleciano es más una ciudad fortificada, llegaron a vivir unas 9000 personas en su interior.

Tanto así, que actualmente el centro de la ciudad de Split, en su casco histórico, en el Palacio viven  croatas; sus casas, restaurantes dentro de la fortaleza, donde puedes pasear en el entramado de sus calles, comer en alguno de sus restaurantes, …

El lugar, sin duda, es único.

Eso sí, como siempre en estos lugares, si lo visitas en temporada alta, nada nuevo, miles de turistas a sortear por sus calles.

El Palacio Diocleciano

Las puertas del palacio

La primera puerta que cruzó el emperador fue la Porta Septemtrionalis, después llamada la Puerta de Oro.

Puerta puerta septentrional, Diocleciano la cruzó por primera vez el 1 de junio de 305 cuando por primera vez entró en el Palacio
Diocleciano la cruzó por primera vez el 1 de junio de 305 cuando por primera vez entró en su Palacio

Esta puerta norte llevaba directa camino a Salona, que fue la capital de la provincia romana de Dalmacia.

Y sí tenemos estatua que nos trae fortuna, en este caso; Split levanta en el exterior delante de la puerta, la estatua de Grgur Ninski. Grgur Ninski fue un obispo que vivió durante el siglo X y que introdujo el lenguaje croata en las misas. Os imagináis obligar a la gente a ir a misa y contarle el rollo en latín  ¡Omg!; pues ya ves, que encima de obligados no se enteraban.

Bien, pues este señor la empezó a dar en croata y consiguió de esta manera adeptos. Parece ser que en ese momento dar la misa en otra lengua que no fuera el latín no estaba muy bien visto y el Papa no lo vio con buenos ojos. ¡Ea! A romper las reglas que dijo Grgur Ninski. 

¡Toca su dedo gordo del pie!, dicen que trae buena suerte.

De norte a este.

La Puerta de Plata o Porta Orientalis se accede en pocos pasos al Peristilo, un patio con mucho encanto y si se continúa la calle principal Decumanus irás derecho a la Plaza del Pueblo. 

Llama la atención sobretodo en este acceso un importante mercado local que invade la zona del exterior de la muralla y se introduce en su interior.

Puerta de Plata del Palacio Diocleciano
Desde la Puerta de Plata se accede en pocos pasos a vartios puntos destados del Palacio: el Peristilo, la Catedral, el Vestíbulo, los sótanos.

El pavimento en este acceso es el original de la antigua Decumanus por el que pasaban los súbditos del emperador. 

De este a oeste.

Y decíamos que siguiendo la calle Decumanus te plantas en la Plaza del Pueblo en un periquete. Estarías en la zona occidental y aquí  la Puerta Occidentalis o Puerta de Hierro. La puerta se abre entre viviendas y está adosada a una pequeña iglesia con un curioso reloj con 24 en lugar de 12 números.

La Plaza del Pueblo fue la primera zona de la ciudad que se habitó fuera del Palacio de Diocleciano. Ahora es una plaza de lo más animada, si aún puede ser aún más que en el interior del Palacio que en temporada alta puede resultar para algunos excesivo. Destacan varios edificios entre los que destacan el Ayuntamiento y el Café Central.

Y la última puerta; si hemos ido de norte a este, de este a oeste, nos queda la puerta sur llamada La Puerta de Bronce, Aenea o Puerta Meridionalis.

Diferente a las tres anteriores, accedía directamente al mar desde los sótanos que ahora os contaré. Ahora sale a la Riva al paseo marítimo de Split.

Puerta de Bronce, la puerta que daba acceso directamente al mar
La Puerta de Bronce daba acceso directamente al mar, una puerta de servicio para abastecer al Palacio.

En el interior del Palacio Diocleciano

Hay lugares dentro del recinto que destacan especialmente, el Peristilo, es uno de ellos.

Un patio rodeado de columnas de mármol, donde se cruzaban las dos avenidas principales romanas, el Cardo y el Decumano. Es habitual encontrar figurantes disfrazados de romanos en este espacio y se encuentra rodeado bajo las columnas de escaleras para poder sentarte un rato y admirar la plaza. En este lugar el emperador daba sus discursos. En la actualidad los cojines que verás en las escaleras son del restaurante ubicado en un lateral.

El Peristilo es un gran patio rodeado de altas columnas de mármol.
El Peristilo es un gran patio rodeado de altas columnas de mármol.

Por la noche puedes escuchar a músicos contratados por el restaurante que hacen la noche más animada. Los turistas más atrevidos incluso salen a bailar al centro del patio. Si tienes la oportunidad vuelve a este punto por la noche.

La catedral de San Domnius, el lugar que fue descanso para los restos de Diocleciano se convirtió en el siglo VII en Catedral. Cosas de la vida que el mismo lugar que sirvió de mausoleo se convirtiera en Catedral, Diocleciano quién como buen emperador cristiano persiguió intensamente el cristiamismo de manera intensa en lo que se llamó La gran persecución (303-313)

Otro de los puntos destacados, es el Vestíbulo del Palacio Diocleciano, el acceso es desde esta misma plaza. Es un Vestíbulo muy particular, una enorme cúpula circular, abierta en su parte superior dejando entrar la luz del exterior. Este área daba acceso a la parte residencial del palacio.

De Egipto

No reparó en gastos el emperador y de Egipto se trajo las columnas que rodean el Peristilo y algo más de una decena de esfinges. Echa un vistazo de nuevo a la Plaza y localiza sus columnas y la única esfinge que queda sin decapitar. 

Una vez le tocó el turno de dominación a los cristianos, destruyeron y decapitaron las esfinges. De este acto la única que conserva la cabeza se encuentra en el Peristilo, otra de las supervivientes pero sin cabeza, en el Templo de Júpiter.

De las pocas esfinges que sobrevivieron a la destrucción por parte de los cristianos.

El paseo marítimo de Split

En la parte sur de la ciudad fuera de su muralla encontrarás el paseo marítimo y podrás contemplar su muralla. Es un agradable paseo a la orilla del mar. 

Tienes el típico cartel con las letras de la ciudad.

Parque Nacional de Krka

¡Quiero bañarme en una cascada!

Y va de parques naturales la historia.

Habíamos estado el día de antes en el Parque Nacional de Plitvice y teníamos duda si merecía la pena o no visitar el Parque de Krka. ¿Quizás sería más de lo mismo?

Decidimos ir y no me arrepiento. Esta vez sin reserva anticipada y con dudas, ¿te pasa lo mismo? No sabes si decidirte entre uno o el otro, sigue leyendo y descubre si el Parque Nacional de Krka es tu parque o no.

¿Por qué visitar el Parque Nacional de Krka?

Está relativamente cerca de algunas poblaciones turísticas como Šibenik o Zadar, de la primera se encuentra a 20min en coche y de Zadar, nuestro caso, en torno una hora.

Si lo tuyo es el agua, en Plitvice por ejemplo está prohibido el baño, pero aquí te puedes refrescar y de manera muy especial.

Te puedes dar un baño en la espectacular Cascada Skradinski. Una sensación increíble y ya solo por eso mereció la pena entrar.

Esta zona estará super concurrida, mi visita fue en verano en pleno Agosto. Hay muchísima gente. Consejo: si no vas a visitar el parque en su totalidad, y quieres el baño en la cascada podrías sacar la entrada de tarde donde la afluencia de gente baja y te da tiempo a hacer una pequeña ruta por la zona de la cascada. Este día se nos hizo tarde y sobre la 1 que fue la hora que llegamos a la cascada tienes que sortear la gente, pero un pelín más tarde se libera de gente. Si no te importa ir al contrario que el resto del mundo, es buena idea.

Esta parte del parque tiene un poco rollo parque de atracciones,  y sobretodo en temporada alta, pero la sensación de escuchar la caída del agua y su fuerza es una sensación única.

Es la única zona del Parque en la que está permito el baño y solo hasta la zona delimitada por las boyas.

Si no te gustan las aglomeraciones quizás no es tu parque y mejor anota en tu hoja de ruta la visita a los Lagos de Plitvice.

En mi opinión este parque está más pensado para el turista muy ‘turista’, me baso en los puestecitos en las rutas de visita del parque ofreciendo productos de la zona, en la zona de baño con puestos de comida preparado para que puedas pasar la tarde tomando un poco de solete.

También cuenta con actividades educacionales, en la ruta por el parque encontrarás varios molinos de agua que mantienen su arquitectura tradicional. Se pueden visitar como parte del conjunto del Parque.

¿Qué ver en el Parque de Krka?

El parque es bastante extenso, te cuento y decides por ti mismo que te interesa.

Cascadas, vegetación, molinos de agua, yacimientos arqueológicos y hasta un monasterio franciscano que data del año 1445.

Agua – En el parque el flujo de agua en Krka es en la mayor parte calmado y sus cascadas se anuncian con los llamados ‘silver necklaces’  collares de plata. Son ondulaciones de agua que se forman y que van volviéndose más y más espesas hasta tomar un color plateado.

Vista desde arriba de anillos en la zona de Roski Slap
Vista desde arriba de anillos en la zona de Roski Slap

Cascadas – Lo forman 7 cascadas y la más destacada es, sin duda la Cascada Skradinski. La última barrera del río Krka. Son 17 escalones para descender 46 metros de altura. Sin duda para mi es el principal atractivo del Parque.

La segunda cascada importante es Roski Slap. Verás fotografías preciosas tomadas desde este área destacando los collares de plata. Nosotros perdimos el barco pero es posible acceder en coche, de manera que ahí que fuimos, yo quería ver los collares.

Tardarás como 1 hora en coche, en la excursión en barco desde Skradinski son 4 horas. En mi opinión, desde la senda por Roski Slap no se aprecian los collares como en las fotografías y tienes que echar mucha imaginación. Si vas justa de tiempo, es prescindible. Os enseño las vista de la ruta por esta zona de Roski. Esperaba más.

Paisaje desde la ruta marcada por el Parque en la zona de Roski Slap.
Paisaje desde la ruta marcada por el Parque en la zona de Roski Slap.

Molinos de agua – aprovechar la fuerza del agua era el principal objetivo los que se asentaba a lo largo del río, fue motor económico de este territorio. En la zona de Skradinski puedes visitar uno de los mejores conservados.

Este molino lo han convertido en áreas de educativas con exposiciones etnográficas.
Este molino lo han convertido en área de educativa con exposiciones etnográficas.

Y de ese poder natural se aprovecha el hombre y a lo largo del río se construyeron 4 plantas hidroeléctricas, 3 todavía en funcionamiento.

Yacimientos arqueológicos, fortalezas medievales y hasta lugares de retiro espiritual en las zonas de aguas más tranquilas.

El parque ofrece una excursión en barco de 4 horas de duración que recorre todos los puntos destacados del parque, tiene una parada en la isla de Visovac donde se encuentra el monasterio de Nuestra Señora de la Misericordia y la Iglesia de Nuestra Señora de Visovac.

¡Atención! La excursión es bastante larga por lo que si estáis interesados en hacerla el último barco sale a las 16h, nosotros llegamos 5 minutos tarde de manera que no pudimos visitar la Isla. Es posible solo llegar a la Isla de Visovac (2 horas). Revisad los horarios que se informan en Parque.

¿Dónde comprar y cuánto vale la entrada?

Las puedes comprar online o acercarte hasta la oficina en el pueblo de Skradin. En este caso no tienes que ser tan previsor como en Plitvice, nosotros lo compramos allí directamente en pleno Agosto y sin problema. Hay cola pero es muy ágil.

El precio varia al igual que  en el Parque Nacional de Plitvice  según la época del año, edad, y si entras por la mañana o  por la tarde. Consulta el listado de precios actualizados.

Para hacerte una idea, en verano el precio de la entrada general para adulto con acceso desde la apertura del parque es de 26,89 euros.

Aquí podrías decidir entrar a partir de las 4 p.m si no quieres visitar el parque al completo y serían en torno 20 euros.

Acceder al Parque Nacional de Krka

El parque se encuentra en la región de Sibenik-Knin, abarcando el curso del río con su nombre y el curso inferior del río Cikola.

La entrada al parque es desde el pueblo de Skradin en barco. Si no te importa andar un poquito, mi consejo es aparcar a la entrada del pueblo y de esta manera te aseguras el aparcamiento gratuito y atraviesas el pueblo que tiene su encanto.

Dirección al río llegas al Centro de Visitantes donde puedes comprar los tikets. Nosotros que fuimos sin entrada nos llevó unos 20 minutos, la cola es larga pero son bastante rápidos en la gestión.

El barco os acerca a la entrada del Parque y es un agradable paseo. ¡Puedes encontrar hasta cisnes! Lo que me gusta a mi un cisne.

Es posible acceder al Parque caminando desde Lozovac  y en 10 min a través de un sendero te encontrarás con Skradinski Buk.

Consejos para disfrutar la visita al Parque Nacional de Krka

Yo porque es fácil que disfrute casi de cualquier manera, pero si has decidido visitar el parque lleva contigo unos escarpines, sería muy buena idea.

Bañarte en la zona de la cascada de Skradinski es una tarea nada fácil y más aún si quieres una bonita foto para inmortalizar tu baño. Aún así, yo sin ellos, me bañé, lo disfruté y foto del momento tengo.

Pero seguro que agradecerás llevarlo porque las rocas son  muy muy resbaladizas, sobretodo la zona de entrada al agua es la complicada, que vas como pato mareado.

Yo quería bañarme en una cascada… y me bañé.

Top Croacia: Lagos de Plitvice

Siempre existen dudas sobre que lugares merecen o no la pena cuando viajamos. Viajamos con un tiempo limitando y tienes que decidir entre las diferentes opciones que el destino te ofrece.

En este caso tu lugar de vacaciones es Croacia, y los Lagos de Plitvice son el top del viaje a Croacia y por lo tanto imprescindible en tu viaje al país croata. En este caso no tengas duda, entra en tu ruta de viaje.

El parque es una maravilla, anotad claro está muy concurrido en los meses de verano, y es muy importante reservar antes de ir sino quieres hacer una cola de horas o quedarte incluso sin visitarlo. Lo puedes hacer ONLINE, en algún sitio leí que no.

Y realmente ir sin reserva es una locura. También anota que si eres despistado como yo, asegúrate el día para el que has reservado.

¿Imaginas  qué ocurrió?  Yo reservé, sí, online y tenía la ruta y todo lo necesario para la visita, el único problemita es que la reserva era para el día siguiente al que fuimos.

Superado el momento inicial de pánico gestioné, no fácilmente, un cambio en el tique, no fue fácil pero siempre hay que buscar a quién quiere ayudar, con suerte, lo encontré. Mi gestión tanto de compra como de cambio vía web, en la página oficial del parque.

Panorámica de los Lagos Plitvice
Panorámica de los Lagos Plitvice. ¡Pintaza!

¿Cuánto vale entrar al Parque Nacional de Plivitce?

Para comprar la entrada si vas por tu cuenta, mi recomendación es planificar con antelación la visita y hacerlo a través de la web del parque. >> Comprar entradas

El parque abre los 365 días del año, variando el horario según la estación.

Consulta la apertura según tu visita. En verano de 7.00 – 20.00 h.

Se pueden comprar entradas para 1 o dos días, con una antelación de al menos 1 día.

Yo hice la visita en un día siendo posible hacerla sin agobios dedicando el día completo. La compra incluye transporte en barco eléctrico y tren eléctrico.

El precio varía dependiendo la edad, la estación del año y a partir de qué hora quieres visitarlo.

Hay dos modalidades de acceso: A y B, dando acceso de entrada desde tu hora de entrada (la informas al comprar) hasta las 4 p.m o para visitar el parque después de las 4 p.m. (la hora cambia en función de la estación).

Después de la 4 p.m, lo que el español llamaríamos visita de tarde, puede ser hasta 100 kunas más barata, unos 13 euros; dependerá de las rutas que quieras hacer y estación del año. Si haces una ruta de 3/4 horas podrías comprar la entrada de tarde.

Para ir sin agobios la entrada de mañana sería la mejor opción. 

Una vez pase la hora límite, el tique no sería valido para subir al barco o coger el tren. Hay rutas que no son circulares, donde se propone la vuelta en el bus eléctrico (es más bien un bus que un tren, aunque ellos indican trains).

La lista de precios la encuentras actualizada en >> lista de precios de entrada al parque

Al comprar la entrada informas la hora a la que tienes previsto llegar, tienes una hora de margen para acceder y en verano son muy estrictos con la hora de acceso ya que parque cuenta con aforo limitado.

¿Dónde están los Lagos de Plitvice?

Es importante situar la visita más top de Croacia para aprovechar al máximo el viaje.

Están en el centro de Croacia, en la región llamada Lika. Lo normal es que tu ruta por Croacia bordee la costa de Croacia. De manera que sitúate en el mapa. Las ciudades cercanas más importantes son Zagreb y Zadar

Nosotros partimos de Zadar. Zagreb en verano no es tan turístico, aunque desde mi punto de vista es interesante partir de Zagreb os lo contaba en mi punto de partida de mis vacaciones en Croacia.

De Zagreb partimos hacía la costa y elegimos Zadar para visitar los lugares más destacados de la zona. En lo más alto, Los Lagos de Plivitce, a 150km de Zadar.

¿Cómo llegar a Los Lagos?

Otro de los puntos a resolver, es la forma de llegar al Parque, la opción que da más independencia, es el coche; la carretera desde Zadar es buena y sin complicaciones. Según te acercas hay bastantes indicaciones para llegar al Parque. 

Destacar que hay dos aparcamientos/entradas al Parque, revisa cuál es la tuya porque no te dejan entrar sino estás en la correcta. El parking no es gratuito.

Aunque quizás la opción más cómoda por la independencia que te da es el coche, no es la más barata sino vais al menos 3 o 4, donde es la mejor opción.

Sino cuentas con coche, hay mil excursiones con acceso al parque.

Podrás visitar el parque desde las 7:00 de la mañana hasta las 20.00.

¿Qué ver en el Parque Nacional de Plitvice?

Lagos, cascadas y manantiales. Agua, mucha agua cristalina. El parque lo conformar 16 lagos. Doce lagos en la zona alta y 4 en la baja. Los nombres no son sencillos de aprender:

Prošćansko, el segundo lago de Plitvice en extensión, Ciginovac, Okrugljak, Batinovac, Veliko, Malo, Vir, Galovac, Milino, … sencillitos, ¿verdad?

Simplificando están divididos en dos zonas, 12 en la parte superior y 4 en la inferior como adelantaba.

Los Lagos Inferiores son los de agua más turquesa de color increíble y donde se encuentra uno de los saltos de agua más espectacular La Veliki Slap o «Gran Cascada» de Plivitce, la catarata con 76 metros de caída.

Esta zona es la más concurrida sin duda.

La Gran Cascada, el saldo de agua más alto del Parque
La Gran Cascada, el saldo de agua más alto del Parque

La zona de Lagos superiores, no es menos bella pero sí de características diferentes: arbustos bajos y los caminos se hacen más rocosos y empinados, no son difíciles de recorrer si estás acostumbrado al senderismo. Mucho menos concurrida que la zona baja.

Una de las características más destacadas del parque son sus tablones de madera en la mayoría de los senderos, sobre todo en la zona baja. Algunos atraviesan las zonas de agua de manera que hacen aún más bello el camino.

Tablones de madera cubren la mayoría de los senderos del Parque.
Tablones de madera cubren la mayoría de los senderos del Parque.

Con 8 rutas para explorar el Parque, nombradas  con letras A,B,C,E,F,H y dos K. Las más cortas de 3 horas y las más largas en torno 8 horas. 

Nuestro acceso era por la Entrada 1, esta es la más cercana a la «Gran Cascada» y te da opción a comenzar varias rutas.

Recomendaría la ruta C, que te lleva unas 5 horas porque cuenta que pararás a disfrutar de los paisajes en muchos de los puntos del camino. La ruta C incluye parte de los lagos inferiores y superiores, paseo en bote eléctrico y las cascadas más atractivas las cascadas más grandes y atractivas («Gran Cascada», «Veliki Prštavac» y «Mali Prštavac»). La vuelta a la entrada es en un bus que te lleva de vuelta muy cerca de la la entrada 1.

El paseo en bote eléctrico cruza el Lago Kozjak, el último y más bajo de la zona alta de los Lagos. El más grande y profundo, disfruta el paseo que permite admirar esta maravilla de la naturaleza.

Lago kozjak en los Lagos Plitvice.
El Lago kozjak en los Lagos Plitvice es el más grande y profundo.

Si quieres más información sobre las rutas visita la web oficial del Parque que os detalla además el estado en el que se encuentran. Según la época del año en la que visites del parque pueden encontrarse cerradas alguna de las rutas indicadas.

Comer en los Lagos

Es posible comer dentro de los Lagos, pero como suele ocurrir en los sitios más turísticos, la oferta gastronómica ni es muy amplia ni de calidad. Mi recomendación sin duda es que lleves tus bocatas y fruta para pasar el día.

Consejos para visitar los Lagos de Plitvice

Aunque son los típicos, anota bien, vas a visitar un Parque Natural de extensión importante, de manera que deja tus zapatos más monos para otra ocasión y lleva calzado cómodo, es suficiente, tampoco es necesario que te compres las botas de montaña. Pero sí, cómodo y adecuado para senderos de tierra, muchos son de madera pero los hay más salvajes.

Crema solar y de ropa, lo mejor es el plan cebolla, porque si vas a primera hora que sería acertado hace fresquito (pensando en que la visita es en verano), para las horas centrales y según caminas hará calor y a la vuelta fresquito de nuevo.

Está prohibido el baño en todo el Parque.

Compra las entradas online si decides ir por tu cuenta.

Asegurate el día y hora en de tu tique de compra.

Comprueba la entrada que tienes en el tique, recuerda que hay dos.

Disfrutarás sin duda la visita.

 

Zadar, más que un bonito atardecer

Establecimos base durante 3 días en la ruta por Croacia de norte a sur en Zadar.

¿Por qué Zadar? Hay otras localizaciones con mucho más nombre, pero igualmente desde una u otra tendrás que ir a visitar lugares tan increíbles como el parque Nacional de los Lagos de Plitvice, o el conocido por su catarata donde puedes darte un baño, el parque Nacional de Krka, Split, etc.

Teniendo en cuenta los lugares imprescindibles a los que ir, Zadar además de todas las cosas que ver en esta ciudad, es un buen punto para establecer base. Las razonas: su localización,  es más económico que otros mas conocidos y una vez allí sentí que había sido una gran idea. Sencilla para moverte por la ciudad, caminar al lado del Adriático, sentarte en el borde a esperar ese tan conocido y aclamado mejor atardecer del mar Adriático, el Ógano del mar, el Saludo al Sol, tomar un helado sentado en la plaza del Foro Romano.

El mejor atardecer del Adriático

Parece ser que Alfred Hichcock pronunció mientras lo contemplaba:

Zadar tiene la puesta de sol más hermosa del mundo, más bonita que la de Key West [Cayo Hueso], Florida, aplaudida cada noche».

¿¿Qué dices?? Sí sí, se dice que dijo eso.  ¡Hay que ver el atardecer en Zadar!

El atardecer más bonito sobre el Adriático

La verdad es que es sin duda, bonito es. Zadar cuenta con un paseo marítimo junto al adriático lleno de atractivos para el turista, muy turista. El Órgano del Mar, el Saludo al Sol, no sabes si vas a dar un paseo a un concierto o a hacer postura de Yoga.

El  Órgano del Mar y el Saludo al Sol

¿Por qué tanta fiesta en un paseo marítimo?

Después de la Segunda Guerra Mundial, el paseo imagino ya no parecía un paseo, Zadar fue bombardeada por las aviaciones británica y norteamericana. Echa añicos, resolvieron la reconstrucción del frente marítimo con hormigón. 

No hace muchos años, por el 2004, se decidió darle más vidilla a ese paseo que triste y desangelado quedó.

Ahora tienes sonidos generados por las olas sobre una especie de instrumento de viento creado por el arquitecto croata Nikola Bašić.

Mientras esperas la caída del sol sentada en lo que a simple vista parece unas escaleras de mármol, el golpe de las olas bajo ellas genera una especie de melodía única cada atardecer. Bajo la escalera, un sistema de tubos y caja resonante hacen su magia, el Órgano del mar.

No sólo pensó en música el arquitecto, pensó aprovechar las horas de luz para crear otro de las atracciones del lugar. El Saludo al Sol de Zadar, no es ninguna postura de Yoga, si no un circulo de unos 22 metros de diámetro compuesto por paneles de vidrio que durante el día se cargan para crear en la noche un espectáculo de luces.

Esto tan solo en un paseito al lado del mar Adriático. Tendrás que hacerlo de día y de noche.

¿No tienes suficiente?

Zadar tiene más, mucho  más, pero está todo muy concentrado. Dentro de las murallas de la ciudad todo está cerca para disfrutar a tope de su historia y encanto.

El foro romano de Zadar

Tan solo quedan unos restos de lo que fue, pero tienes para entretenerte un rato rodeando las columnas antiguas que quedan de aquel.

Esta zona está muy animada tanto de día como de noche. Por la noche está iluminada y si andas por Zadar sin duda no me la perdería.

Entre los restos del foro romano se conserva en muy buen estado, la columna de la vergüenza, donde se encadenaba a delincuentes hasta el siglo XIX. 

Columna de la vergüenza, se utilizo hasta el siglo XIX para atar delincuentes

En la placita, sin duda te estarás preguntado qué es ese edificio de planta circular. 

La Iglesia de San Donato

La iglesia de San Donato de Zadar fue construida en el siglo IX. No conozco muchas iglesias de planta circular y me pareció muy original, no solo por ser redondita, acércate y ¡mira su base!. Podrás apreciar que está construida sobre restos romanos. 

¿Y la torre que está a su lado? 

La Catedral de Santa Anastasia y su torre

La torre es el campanario de la Catedral de Santa Anastasia. Empiezo por la torre que la tienes al lado.

Subir cuesta unas 15kunas, unos de 2 eurillos y recomiendo subir. No tanto con niños porque la escalera es de caracol bastante estrecha, los que suben y los que bajan tienen que coordinarse para que fluya en ambos sentidos.

Podrás ver las campanas acercándote a lo más alto y te recompensa la subida unas maravillosas vistas de la ciudad. Cuidado con las horas en punto o te pillan las campanas con su ding dong.

Después de subir a su campanario puedes visitar la Catedral de Santa Anastasia. Fue construida entre los siglos XII y XIII,  la preciosa fachada de estilo italiano luce en la plaza.

La Plaza de los Cinco Pozos

Otro de los puntos que a mi más me gustó fue La Plaza de los Cinco. En ella cinco pozos alineados para abastecimiento de la ciudad.

Sobrevivir el asedio de los otomanos no habría sido posible sin el agua de estos pozos. Sin el agua y sin un sistema defensivo, las murallas de Zadar.

También puedes ver la Torre del Capitán, una torre medieval integrada en los restos de la muralla.

Las mullaras de Zadar

He dejado para lo último seguramente el lugar por donde has accedido a la ciudad.

El casco histórico se encuentra amurallado y has entrado por una de sus puertas. La más destacada, la Puerta Terraferma también conocida como la Puerta de Zara.

Reminiscencia de su periodo veneciano.

La ciudad está llena de historia, para los ávidos del tema, atracciones turísticas para todos los tipos. Me quedé con un bonito recuerdo de mis días de verano allí y contenta de haberla elegido campamento base en mi ruta por la costa Croata.

Zagreb

¿Estás preparando la ruta por Croacia y no estás seguro si incluir o no la capital?

Bien, siempre depende del tiempo del que dispongas y tus intereses, te cuento mi cuento donde destaco los lugares que más me han gustado de los que ver en Zagreb para que la incluyas o no en tu ruta.

Aquí, las virtudes de la capital Croata.

Planificando el viaje decidí después de leer distintos medios que Zagreb entraba en ruta y me alegro que así haya sido así. Aterrizamos en la capital y nos alojamos en el centro centro de la capi. Desde el aeropuerto es sencillito llegar, coges un bus y por 5 euros estás en la Old Town.

Zagreb está formada por la parte alta y la parte baja de la ciudad. La baja es la contemporánea y la alta la antigua.

La unión hace la fuerza y Zagreb se crea de la unión de dos ciudades medievales, Gradec y Kaptol. Juntas ahora forman el casco viejo de la ciudad, en la zona alta.

Los habitantes de Gradec eran artesanos, burgueses y comerciantes, los de Kaptol clérigos. No se llevaban nada bien, testigo es la calle Krvavi most  (puente ensangrentado), ya nos da una pista su nombre, ajustes de cuentas y otros tantos problemillas que resolvían con pocas palabras.

Ahí en lo alto, en las dos colinas vecinas, sus habitantes finalmente dejan su rivalidad de lado. Se asientan en colinas, ¿ qué quiere decir esto?, que nos toca subir. ¡Esas piernas, que no se diga!

Kaptol

Aquí se asentaba la comunidad religiosa. El principal atractivo es su catedral, la Catedral de Zagreb. Te llamará la atención por su altura, sus torres alcanzan los 108 metros.

La podrás ver desde diferentes puntos de la ciudad. De estilo neogótico está prácticamente reconstruida en su totalidad ya que un terremoto en 1880  la destruye casi enterita. Lo que es ahora la Catedral no tiene nada que ver a la pequeña iglesia románica origen de lo que es ahora.

Visita su interior, si es verano recuerda que vigilan el largo de tu falda y que hombros al descubierto tampoco están permitidos. A mi el señor vigilante de las prendas adecuadas para el culto me vio correcta para poder acceder. ¡Qué bien!

Da un paseo por los alrededores de la Catedral, no te pierdas el reloj en piedra situado en la plaza que marca la hora en el que dejó de funcionar después del terremoto de 1880. 

Catedral de Zagreb. Qué ver en Zagreb, capital croata

El edificio más emblemático de Zagreb. La Iglesia de San Marcos

¡Llegamos a mi zona favorita! una iglesia preciosa, las mejores vistas de la ciudad en un paseo con mucho encanto, que nos llevará a la parte más oscura de Zagreb.

Gradec es es centro administrativo de la Republica de Croacia, aquí encontraremos el edificio sin duda más emblemático de Zagreb.

La había visto en cientos de fotos en las que luce su tejado de azulejos de colores blanco, rojo, azul y amarillo. A la derecha el escudo de Zagreb, a su izquierda el Reino de Croacia Habsburgo.

Luce bien bonito en la La plaza Markov, protagonista sin duda de la plaza.

Iglesia de San Marcos, de los imprescindibles que ver en Zagreb

Otros edificios históricos que se encuentran en la plaza son el Sabor (Parlamento) de Croacia y, al otro lado el actual palacio presidencial. Pero ya os adelanto que os encandila la Iglesia sin duda.  

La calle Tkalciceva

Vamos a lo importante, la calle Tkalciceva, con un nombre fácil de aprender como todas las palabras croatas, sencillitas de pronunciar y recordar. ¡Ah! recuerda que no todas las calles empiezan por Ulica, si no que Ulica significa ‘calle’ en castellano. Yo lo aprendí al cabo de unos días, sin más comentarios.

Esta es tu calle y la de todos aquellos que quieran disfrutar de una cerveza, café, comer o comer. Es peatonal e invita al mismo verla a tomar una karlovacko de 0,5 litros, tonterías las justas.

En esta calle me llamó la atención la estatua de una señora con un paraguas, Marija Juric Zagorka, fue la primera periodista croata y una de las mejores escritoras de este país balcánico, luchadora, parece que finalmente le dieron reconocimiento merecido.

Strossmayerovo šetalište, las mejores vistas de Zagreb

Otras de mis favoritos en Zagreb es el paseo de Strossmayer, desde aquí obtendrás las mejores vistas de la ciudad. Estás en la parte alta y la recompensa de haber subido es una panorámica muy chula.

Además es un agradable paseo cubierto de verde con puestos para tomar algo,artistas y rincones muy bonitos como este.

En el paseo tienes la entrada a uno de los funiculares más cortos del mundo, cubriendo un trayecto de 0,66 metros. No subí pero lo vi desde lo alto, el trayecto puede durar poco más de 1 minuto. Es una ayuda para los que no quieren realizar el ascenso a pie desde la parte baja de la ciudad a la alta, y el precio es 5kn, baratito.

La Torre Lotrščak , es otro de los atractivos de la city, lleva el nombre de su campana «latrunculorum» o ‘la campana de los ladrones’. En su origen sonaba antes de cerrar las puertas de la ciudad.

Pegan un cañonazo ¡boom! a las 12 del mediodía, para que no te despistes que se acerca la hora de la caña.

Kamenita Vrata o Puerta de Piedra.

Esta es la única puerta de piedra que se conserva del sistema defensivo de la antigua ciudad. Es curiosa porque dentro crearon un altar donde se puede rezar ya que está acondicionado con bancos. Es sin duda curioso.

El tunel Grič

No te lies, que son muchos palabros, escucharás Grič o Gradec, es lo mismo, es la parte alta de la ciudad recuerda.

El tunel Grič se construye entre el 1943 y 1944 como refugio en la Segunda Guerra Mundial, quedó en el olvido y es en los años 90 cuando prácticamente estaba dejado de la mano de Dios cuando los cuerpos con ganas de mucha fiesta encuentran aquí el lugar idóneo para las rave. ¡Desvaría hasta el amanecer y que no te pille la lluvia!

Tunel de Grič

Ahora ya arregladito para el viandante que no tiene que protegerse de bombas ni nada parecido es muy guay atravesar el tunel. 

Tiene dos entradas principales, si andas por Strossmayer toma la entrada en la calle Mesnička 19.

¿Con ganas de más cosas que ver en Zagreb?

Si te sobra tiempo tienes más opciones como visitar el cementerio de Mirogoj, uno de los más bonitos de Europa.

O darte un paseo por la parte baja de la ciudad. Una de las plazas más concurridas, la plaza Trg Josipa Jelacica.

Bélgica en 3 días

Bélgica es de las escapadas más deseadas por Europa.

En dos horillas y poco más desde Madrid nos plantamos en avión en la capital de Europa. Ahora tienes que decidir qué ver en Bélgica. ¿qué te suena de Bélgica?

¿Qué hemos oído de Bélgica?

La cerveza, que se nos sube a la cabeza, el chocolate hmmmm, las patatas fritas ¿¿??, ese niñito meón, una plaza que deslumbra, ciudades de cuento, capital de Europa …

Te preguntarás si en tres días podrás ver Bélgica, siempre esto es relativo pero ¡sí, podemos intentar los imprescindibles de Bélgica en 3 días!

Puedes visitar Bruselas, Brujas y Gantes en 3 días. Estableciendo base en Bélgica y desde ahí es muy sencillo moverte a esas ciudades de cuento.

¿Cómo desplazarme en Bélgica?

El tren será tu amigo en esta ruta, las ciudades de Bélgicas estás muy bien comunicadas por metro de manera que no tienes necesidad de alquilar coche.

No es que los billetes sean baratos de manera individual pero puedes ahorrarte dinero con los Weekend Pass, estos tickets disponibles en fin de semana tienen un 50% de descuento si son de ida/vuelta en fin de semana.

Esta es la mejor opción, si en tu escapada caen días en fin de semana, algo habitual, deja el trayecto más caro para sábado o domingo. También habrá más gente.

Los puedes comprar en la misma estación o si prefieres online. Brujas es el trayecto más caro de esta ruta, el billete ida y vuelta un día entre semana es en torno 28 euros, ¡el fin de semana 15!

En esta escapada, comeremos patatas fritas, probaremos cervezas estupendas y chocolate delicioso.

Ciudades de cuento, Brujas y Gante que tienen mucha historia.

Sin duda una escapada que no te deja indiferente.

Ruta 3 días en Bélgica

Día 1: Bruselas

Bruselas será vuestro campamento base. Aprovechamos que al ser la capital dispone de más opciones de alojamiento y además movernos tanto por la ciudad como por el país es muy sencillo.

Visita su increíble plaza, la Grand Place es sin duda imprescindible, diría que es aún más de noche. Cada edificio iluminado en la noche de la capital y la hace realmente única.

Día 2: Brujas. Erase una vez…

Aquí tienes tu día de cuento. La ciudad medieval mejor conservada del mundo.

Pasar desapercibida durante cuatro siglos, le sirvió para lucir así de bella. Ahora es deseada por todo turista.

Día 3: Gante, la ciudad de las tres Torres

Y a la sombra parece de Brujas, Gante. En mi opinión no le hace sombra, es diferente y con mucho encanto e historia. Ciudad natal de Carlos V, no suena a cualquier cosa, ¿no os parece? Efectivamente no lo es.

Sus muelles son mi sitio de recreo favorito en la ciudad. Disfrútala y elige tu ciudad de cuento.

Bruselas, tentación para los amantes del chocolate y la cerveza.

Visitar Bruselas es sentir la tentación, tentación de tomar una cerveza de las más de 400 variedades en cualquier rincón de la ciudad.

Pasear por sus calles es otra prueba para los amantes del chocolate y es que Bruselas huele a chocolate: a gofre, a bombones de mil maneras diseñados.

Creo que es imposible irte del país sin comer chocolate, además que debe ser pecado capital.

Otro de las curiosas tentaciones, no me olvido, son las patatas fritas, que no se fríen una vez solo, si no dos. Parece que el secreto está en ese proceso de elaboración y que las deja crujientes y doradas.  Y lo más típico es tomarlas de acompañamiento con los mejillones.

Campamento base: Bruselas

La capital de Bélgica, ha sido nuestra base para movernos por la región flamenca. La ciudad de grandes exposiciones de flores en primavera, del comic y  llena de historia.

Ciudades como Gante o Brujas al ser más pequeñas tienen menos capacidad de alojamiento y por este motivo más caro; lo normal es establecer base desde la capital de Bélgica.

Si te alojas cerca de la estación de trenes será muy fácil desplazarte  a las ciudades vecinas.

Nos vamos a dar vueltas y vueltas por la capital. Nos alojamos muy cerca de su Gran Plaza, de manera que la vimos de día, tarde y noche. ¡Qué bonita es de noche!

Comenzamos la ruta desde el mirador más bonito de Bruselas, Mont des Arts.  La imagen que abre este post es una de las panorámicas más emblemáticas de la capital, entrada al casco viejo de Bruselas donde se alza la torre del Ayuntamiento.

¡Nos vamos a la Grand Place!

Grand Place de Bruselas

No vas a querer perderte su corazón que late con fuerza en su plaza. ¡boom boom! Animada y con un conjunto arquitectónico tan impresionante que no sabrás dónde mirar.

Una plaza llena de historia, escenario de ejecuciones, objetivo a destruir en el siglo XVI por los franceses que a bolazos de fuego la hicieron añicos . De este episodio quedó maltrecha ya la mayoría de sus edificios que en esa época eran de madera, quedaron reducidos a escombros.

Se reconstruyó y ahora nos gusta mucho más las actividades que en ella se llevan a cabo. Y es que ahora luce de día y noche y puedes disfrutar de una cerveza belga, comer un gofre o simplemente admirar cada uno de sus edificios.

Empieza por una esquinita de la plaza y vamos de casa en casa.   ¡Empieza el juego!

Comienza el juego mirando al Ayuntamiento de frente, a mano derecha.  ¡Adivina al gremio que pertenece cada una de las casas!

Recuerda fijarte en los detalles de las fachadas de los edificios.

La Cornet

Hay elementos que te podrían confundir. En los detalles está la clave.

El ‘Árbol de Oro’ del gremio que muchos adoran, de los cerveceros.

Casa gremial de los cerveceros
La Maison des Brasseurs, también conocida como L’Arbre d’Or (El Árbol de Oro)

Y así te puedes pasar la mañana o tarde adivinando a qué gremio pertenece cada una de sus casas.

Grand Place de noche

Pensar en las plazas más bonitas que hayáis visto y esta se cuela en la lista y en las primeras posiciones si no la primera.

El Manneken Pis

Muy cerca caminamos hacia el símbolo de Bruselas, el Manneken Pis. Por su reducido tamaño nadie pensaría que podría convertirse en tal símbolo. Sin embargo, ahí lo tenemos.

Su tamaño, 50 centímetros de alto.

Representa a un niño desnudo haciendo pis en la pila de la fuente, así de sencillo es el tema.

La que se sitúa en la fuente es una copia de la original porque la estatuilla es tan preciada que la han intentado robar en múltiples ocasiones.

Alrededor del niño orinando varias leyendas compitiendo por popularidad. Lo cierto que representa un héroe en cualquiera de ellos.

Y se han empeñado en vestirlo, hasta un museo le han dedicado, Museé de la Ville (en la Grand Place), con unos 650 trajes para todas las ocasiones.

Y nos comimos un gofre, dos…

Galerias Saint Hubert

Nos vamos de centros comerciales, pero no a cualquiera, a la primera galería comercial de Europa, diseño elegante del 1847.

Se muestra a modo de paseo de 200 metros de galería cubierta por una cristalera que en  los pocos días soleados da una luz que hace más bella aún la estancia, y en los días lluviosos las gotas dejan su tintineo en sobre el cristal.

¿Qué encontrar en las Galerías Saint Hubert?

Ahora lo que encontramos son en su mayoría, joyerías y chocolaterías, o casi yo lo llamaría joyas materializadas en chocolate. Una tentación para los apasionados del chocolate. Hmmm

Echa un ojo a algunas de las joyas que deleitan tu paladar.

Y pasear por sus calles es también disfrutar de historias de Tintín, Lucky Luke o Astérix, que muestran la cara más simpática en las fachadas de la capital de la Unión Europea.

Fachada de un edificio en el centro de Bruselas. Tintín y el capitán Haddock.
Fachada de un edificio en el centro de Bruselas. Tintín y el capitán Haddock.

Gante, la ciudad de las tres torres

Dedicamos un día a Gante, habíamos visitado su vecina Brujas, y yo seguía con ganas de cuento. Mi cuento sin príncipes, ni princesas; conmigo paseando por los muelles, Graslei y Korenlei, esos muelles que había visto en tantas fotografías. ¡Empezamos!

En el pasado…

Aquí comienzo el cuento o pesadilla para los ganteses de esa época.

24 de febrero del año 1500 nace un niño llamado Carlos, su mamá Juana, La Loca así le apodaron,  de celos enferma porque papá, Felipe el Hermoso, era un tanto mujeriego, acompañó a su esposo a un baile en el Palacio de Prinsenhof. No estaba ella para mucho baile debido a su avanzado estado de buena esperanza y dio a luz a Carlos en los baños del palacio.

El palacio fue demolido y ya no existe, pero la Catedral de San Bavón donde fue bautizado el pequeño sigue ahí.

Se convertirá el niño en Carlos I de España y V de Alemania, rey de un imperio impensable. El ansia viva de poder le llevaría incluso a castigar a sus paisanos por no apoyar economicamente su afán de expansión.

En la actualidad…

Los tranvías de Gante son el toque particular a esta ciudad, y su Universidad hace que la población cuente con un porcentaje importante de estudiantes que la convierten en una ciudad animada durante todo el día.

Y en su plaza, dos de las tres torres: la de la Catedral de San Bavón, el Campanario de Belfort. La tercera, la de la Iglesia de San Nicolás.

Qué ver y hacer en un día en Gante

Sus tres torres, el puente,  los muelles, gofres, cerveza. Ya suena muy bien, ¿no te parece?

La Catedral de San Bavón

San Bavón es el patrón de Gante. Fue construida sobre la antigua iglesia románica de San Juan Bautista, recordad que bautizaron a Carlos V en este lugar y más tarde colabora económicamente en su construcción.

Lo más destacado de la catedral es la torre, casi 90 metros, el altar y la  obra maestra de Jan van Eyck, la «Adoración del Cordero Místico«.

La «Adoración del Cordero Místico» representa la redención de la humanidad. ¿Cansado de leer? Haz una pausa y escucha un post sobre el también llamado Retablo  del Cordero Místico aquí.

El Campanario de Belfort 

Desde el Campanario obtenemos las mejores vistas de la ciudad, 91 metros de altura y en su cúpula un dragón. El dragón dorado llama la atención en lo alto de la torre.

Su campana, Roland y su dragón en lo alto son los protagonistas de este capítulo.

La función de esta torre era de vigilancia y avisos, su dragón en la cúpula simboliza la protección de los documentos oficiales de la ciudad que se guardaban en el interior.

La campana de Roland, será clave en el «cuento de Gante».  Se convirtió en uno de los primeros carrillones del mundo. Si no lo sabíais, el carrillón fue inventado en Flandes. Carlos V enfadado con su pueblo por no apoyorlo económicamente en su afán de conquistar el mundo entero, mandó  descolgar su Roland y destruirla.

Más tarde los ganteses la refundirán y colgarán de nuevo en su lugar.

Nos queda la última torre, la Iglesia de San Nicolás.

El puente de San Miguel

Nos quedamos en el puente de San Miguel. Es el punto clave para la postal de Gante, desde aquí las tres de un solo vistazo. Dispara tu cámara.

Los Muelles de Gante y Graslei

¡Llega el mejor momento! un alto en el camino, disfrutar de una cerveza belga a la orilla de río Lys. 

Los muelles de Gante, el muelle de las hierbas Graslei y el muelle de trigo Korenlei.

Esta es la zona de Gante que más me gustó. Sin duda, pasear por las calles a ambos lados del río es imprescindible. Simplemente observa, no pierdas detalle porque los belgas son de detalles: sus casas gremiales, los reflejos de estas en el agua, ¡ya no cuento más!

 Gravensteed, el castillo de los condes de Flandes

¿Terminamos el cuento de Gante en el Gravensteed?

Levantado sobre el río Lys, por fuera parece de cuento de hadas. No le falta detalle para ser protagonista de su propia historia de color de rosa. Nada menos parecido a la realidad.

Fue hogar de nobles, palacio de justicia, cárcel. Hoy en día quien visita el castillo puede fascinarse con su museo de tortura en el que se exhiben instrumentos para volver el cuento pesadilla.

Fin

 

Brujas, soñar despierto

Tenía ganas de cuento, de cisnes, de sueños.

Brujas es una decisión acertada si lo que quieres es soñar despierto.

Para no equivocarnos de sueño, aclarar que Brujas, Brugge en neerlandés, proviene de la palabra “Bryggia“, que significa puente, muelle o atracadero. Así podemos seguir con nuestro cuento sin brujas.

Una de las ciudades medievales más impresionantes de Europa. Brujas con sus cientos de canales te atrapa entre sus callejuelas y canales.  Algunos la llaman la Venecia del Norte por encontrarse atravesada por canales.

Pensar fue una ciudad que entró en  fase decadente, la dejaron abandonar y ahora reconvertida en uno de los destinos favoritos para perderte en la Edad Medieval. Es sencillamente espectacular.

La encontraréis llena de turistas durante el día, pero poco a poco se irá despejando para quedarse en silencio para la noche.

Desde la estación de tren, iremos derechos al centro de Brujas, un paseito de lo más agradable si el tiempo acompaña, si no es así, abrígate mucho mucho y disfruta igualmente. Vamos directamente a la Grote Markt, a su plaza para ver el Campanario (Belfort), comer en las calles de alrededor de la plaza y seguir deleitándonos con la ciudad.

La Plaza Mayor y su Campanario

La Grote Markt es el must de Brujas, la plaza más fotografiada y concurrida de Brujas. Los sábados es la plaza del mercado.

Un sinfín de turistas disparando sus cámaras invaden la plaza. Sus casitas gremiales medievales, con sus fachadas de colores, son preciosas.

Estampa típica de Brujas. Sus casas gremiales de ladrillo no pasan desapercibidas.
Estampa típica de Brujas. Sus casas gremiales de ladrillo no pasan desapercibidas.

Y su torre Belfort de 83 metros de alto y donde, tras subir alrededor de 360 escalones se puede disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. El precio de entrada es de 12 euros adulto, consúltalo aquí.

Suele haber cola hay que tenerlo en cuenta porque te llevará en torno 2 horas.

El Campanario de Brujas, símbolo de la ciudad.
Símbolo de la ciudad de Brujas. Entre sus funciones vigilar y prevenir a los ciudadanos de posibles incendios, antiguamente muchas de las casas eran de madera.

La Plaza Burg

Rivaliza con la Grote Mark esta otra plaza. Entre los edificios históricos, el Ayuntamiento, el Palacio de Justicia o el de la Basílica de la Santa Sangre.

La Basílica de la Santa Sangre alberga como reliquia una ampolla que dicen contiene algunas gotas de la sangre de Cristo (2 euros si quieres ver la reliquia). El resto es gratuito.

El muelle del Rosario

Volviendo hacia la estación junto a los canales, pasamos por el muelle del Rosario, desde aquí parten muchas excursiones de barquitas para recorrer los canales.

El lugar es otro de los puntos más fotogénicos de la ciudad.

Lago del Amor o Minnewater

Nos fuimos junto los canales acercándonos hacia el Lago del Amor, el antiguo puerto de la «Brujas medieval».  Su historia envuelta en leyendas, unas más románticas que otras; lo cierto es que la naturaleza quiso dar salida al mar a Brujas y el canal natural permitió la entrada a la ciudad de lana importada de Inglaterra , ¡A tejer se pusieron en brujas como locos! y de aquí sus maravillosos paños flamencos.

Paseando a lo largo del canal estiran su cuello estos elegantes animales. Os acordáis, tenía ganas de cuento, de cisnes, y yo tan feliz.

En el camino encontrarás un singular beaterio (siglo XIII), albergaba a las beguinas, viudas y huérfanas de los cruzados. Tienen algo particular que me fascina, en esos tiempos  complicados para mujeres, se dedicaban al bordado de encajes y no pertenecían a ninguna orden religiosa y lo mejor, sin «custodia masculina».  ¡Oh, qué despiporre! Singularidades para elogiar a estas mujeres.

La última beguina falleció en 2013, el begijnhof está habitado desde hace décadas por monjas benedictinas.

Si solo tenías un día para disfrutar Brujas puedes despedirte aquí en el parque e ir despertando de vuelta en el tren.

Aýna, retando la naturaleza

Siempre está mi tierra. Recojo mis sonrisas cada vez que vuelvo a ella y me las llevo de nuevo allá donde voy.

En la sierra del Segura, entre las paredes de la Sierra del Segura.

Si un día vi este pueblo bonito, ahora lo veo más bello que nunca. Ese pueblo que fue escenario de una película como «Amanece, que no es poco».  Absurda, surrealista, como la misma vida en ocasiones.

Si queréis disfrutad de unas vistas preciosas y de la gastronomía manchega sin duda es una de las mejores opciones.

A tan solo 60 km de Albacete tomando la carretera CM-3203, esta ruta está especialmente destinada para los amantes de la moto con curvas enlazadas y diversión asegurada, además de una vistas extraordinarias.

Mirador del Diablo

El primero de los miradores que encontramos según nos acercamos al pueblo de Aýna es el Mirador del Diablo. Siempre me han atraído los miradores.

Vista desde el Mirador del Diablo.
Vista desde el Mirador del Diablo. Aýna, la Suiza manchega.

La panorámica desde el mirador es impresionante, se divisa el valle, las zonas de escalada y el pueblo retando la naturaleza.

Mirador del Sidecar de La Rodea, «Amanece que no es poco»

El siguiente punto de parada será el Sidecar de La Rodea. Las vista algo menos espectacular que la anterior, no deja de ser bella.

Se abre la carretera en la curva conocida como La Rodea grande generando un balcón para el recreo turístico.

Sidecar de La Rodea. Ayna
Sidecar de La Rodea. Aýna

En este lugar encontramos el Sidecar que aparece en la película. Imposible no parar.

La Plaza Mayor

En la Plaza Mayor, peculiar por utilizarse en fiestas como plaza de toros, se encuentra un olmo centenario que entre el público que se sienta en la grada sobrevive el pasar de los años.

Grada de la Plaza Mayor de Ayna.
Grada de la Plaza Mayor de Aýna. En fiestas la plaza se utiliza como plaza de toros.

Paseando por Aýna

Paseando por las estrellas calles del pueblo, huele a pan recién hecho, magdalenas, … un olor que te atrapa. Miras el escaparate de la panadería y en menos de lo que has pensado estás dentro, no sabes ni  por qué dulces decidirte.

Dulces de Aýna.

Si has abierto apetito con el oler en sus calles, en nada llega la hora de comer y otra cosa no, pero mi tierra es tierra de comer bien. Nos gustan pucheros, potajes, calderetas, asadillos, migas, gachas, moje, atascaturras,… carne a la brasa y de postre dulces típicos ¡Me está entrando un hambre!

Este momento nos encanta, ¿verdad? Reserva mesa y prepárate para disfrutar.

En mi caso, esta última vez, chuletas a la brasa, unos huevos fritos y patatas, sencillo, pero ¿A quién no le gusta?

Pasea luego a la ribera del río Mundo y relájate escuchando el paso del agua.