Archivo de la categoría: Croacia

Zadar, más que un bonito atardecer

Establecimos base durante 3 días en la ruta por Croacia de norte a sur en Zadar.

¿Por qué Zadar? Hay otras localizaciones con mucho más nombre, pero igualmente desde una u otra tendrás que ir a visitar lugares tan increíbles como el parque Nacional de los Lagos de Plitvice, o el conocido por su catarata donde puedes darte un baño, el parque Nacional de Krka, Split, etc.

Teniendo en cuenta los lugares imprescindibles a los que ir, Zadar además de todas las cosas que ver en esta ciudad, es un buen punto para establecer base. Las razonas: su localización,  es más económico que otros mas conocidos y una vez allí sentí que había sido una gran idea. Sencilla para moverte por la ciudad, caminar al lado del Adriático, sentarte en el borde a esperar ese tan conocido y aclamado mejor atardecer del mar Adriático, el Ógano del mar, el Saludo al Sol, tomar un helado sentado en la plaza del Foro Romano.

El mejor atardecer del Adriático

Parece ser que Alfred Hichcock pronunció mientras lo contemplaba:

Zadar tiene la puesta de sol más hermosa del mundo, más bonita que la de Key West [Cayo Hueso], Florida, aplaudida cada noche».

¿¿Qué dices?? Sí sí, se dice que dijo eso.  ¡Hay que ver el atardecer en Zadar!

El atardecer más bonito sobre el Adriático

La verdad es que es sin duda, bonito es. Zadar cuenta con un paseo marítimo junto al adriático lleno de atractivos para el turista, muy turista. El Órgano del Mar, el Saludo al Sol, no sabes si vas a dar un paseo a un concierto o a hacer postura de Yoga.

El  Órgano del Mar y el Saludo al Sol

¿Por qué tanta fiesta en un paseo marítimo?

Después de la Segunda Guerra Mundial, el paseo imagino ya no parecía un paseo, Zadar fue bombardeada por las aviaciones británica y norteamericana. Echa añicos, resolvieron la reconstrucción del frente marítimo con hormigón. 

No hace muchos años, por el 2004, se decidió darle más vidilla a ese paseo que triste y desangelado quedó.

Ahora tienes sonidos generados por las olas sobre una especie de instrumento de viento creado por el arquitecto croata Nikola Bašić.

Mientras esperas la caída del sol sentada en lo que a simple vista parece unas escaleras de mármol, el golpe de las olas bajo ellas genera una especie de melodía única cada atardecer. Bajo la escalera, un sistema de tubos y caja resonante hacen su magia, el Órgano del mar.

No sólo pensó en música el arquitecto, pensó aprovechar las horas de luz para crear otro de las atracciones del lugar. El Saludo al Sol de Zadar, no es ninguna postura de Yoga, si no un circulo de unos 22 metros de diámetro compuesto por paneles de vidrio que durante el día se cargan para crear en la noche un espectáculo de luces.

Esto tan solo en un paseito al lado del mar Adriático. Tendrás que hacerlo de día y de noche.

¿No tienes suficiente?

Zadar tiene más, mucho  más, pero está todo muy concentrado. Dentro de las murallas de la ciudad todo está cerca para disfrutar a tope de su historia y encanto.

El foro romano de Zadar

Tan solo quedan unos restos de lo que fue, pero tienes para entretenerte un rato rodeando las columnas antiguas que quedan de aquel.

Esta zona está muy animada tanto de día como de noche. Por la noche está iluminada y si andas por Zadar sin duda no me la perdería.

Entre los restos del foro romano se conserva en muy buen estado, la columna de la vergüenza, donde se encadenaba a delincuentes hasta el siglo XIX. 

Columna de la vergüenza, se utilizo hasta el siglo XIX para atar delincuentes

En la placita, sin duda te estarás preguntado qué es ese edificio de planta circular. 

La Iglesia de San Donato

La iglesia de San Donato de Zadar fue construida en el siglo IX. No conozco muchas iglesias de planta circular y me pareció muy original, no solo por ser redondita, acércate y ¡mira su base!. Podrás apreciar que está construida sobre restos romanos. 

¿Y la torre que está a su lado? 

La Catedral de Santa Anastasia y su torre

La torre es el campanario de la Catedral de Santa Anastasia. Empiezo por la torre que la tienes al lado.

Subir cuesta unas 15kunas, unos de 2 eurillos y recomiendo subir. No tanto con niños porque la escalera es de caracol bastante estrecha, los que suben y los que bajan tienen que coordinarse para que fluya en ambos sentidos.

Podrás ver las campanas acercándote a lo más alto y te recompensa la subida unas maravillosas vistas de la ciudad. Cuidado con las horas en punto o te pillan las campanas con su ding dong.

Después de subir a su campanario puedes visitar la Catedral de Santa Anastasia. Fue construida entre los siglos XII y XIII,  la preciosa fachada de estilo italiano luce en la plaza.

La Plaza de los Cinco Pozos

Otro de los puntos que a mi más me gustó fue La Plaza de los Cinco. En ella cinco pozos alineados para abastecimiento de la ciudad.

Sobrevivir el asedio de los otomanos no habría sido posible sin el agua de estos pozos. Sin el agua y sin un sistema defensivo, las murallas de Zadar.

También puedes ver la Torre del Capitán, una torre medieval integrada en los restos de la muralla.

Las mullaras de Zadar

He dejado para lo último seguramente el lugar por donde has accedido a la ciudad.

El casco histórico se encuentra amurallado y has entrado por una de sus puertas. La más destacada, la Puerta Terraferma también conocida como la Puerta de Zara.

Reminiscencia de su periodo veneciano.

La ciudad está llena de historia, para los ávidos del tema, atracciones turísticas para todos los tipos. Me quedé con un bonito recuerdo de mis días de verano allí y contenta de haberla elegido campamento base en mi ruta por la costa Croata.

Zagreb

¿Estás preparando la ruta por Croacia y no estás seguro si incluir o no la capital?

Bien, siempre depende del tiempo del que dispongas y tus intereses, te cuento mi cuento donde destaco los lugares que más me han gustado de los que ver en Zagreb para que la incluyas o no en tu ruta.

Aquí, las virtudes de la capital Croata.

Planificando el viaje decidí después de leer distintos medios que Zagreb entraba en ruta y me alegro que así haya sido así. Aterrizamos en la capital y nos alojamos en el centro centro de la capi. Desde el aeropuerto es sencillito llegar, coges un bus y por 5 euros estás en la Old Town.

Zagreb está formada por la parte alta y la parte baja de la ciudad. La baja es la contemporánea y la alta la antigua.

La unión hace la fuerza y Zagreb se crea de la unión de dos ciudades medievales, Gradec y Kaptol. Juntas ahora forman el casco viejo de la ciudad, en la zona alta.

Los habitantes de Gradec eran artesanos, burgueses y comerciantes, los de Kaptol clérigos. No se llevaban nada bien, testigo es la calle Krvavi most  (puente ensangrentado), ya nos da una pista su nombre, ajustes de cuentas y otros tantos problemillas que resolvían con pocas palabras.

Ahí en lo alto, en las dos colinas vecinas, sus habitantes finalmente dejan su rivalidad de lado. Se asientan en colinas, ¿ qué quiere decir esto?, que nos toca subir. ¡Esas piernas, que no se diga!

Kaptol

Aquí se asentaba la comunidad religiosa. El principal atractivo es su catedral, la Catedral de Zagreb. Te llamará la atención por su altura, sus torres alcanzan los 108 metros.

La podrás ver desde diferentes puntos de la ciudad. De estilo neogótico está prácticamente reconstruida en su totalidad ya que un terremoto en 1880  la destruye casi enterita. Lo que es ahora la Catedral no tiene nada que ver a la pequeña iglesia románica origen de lo que es ahora.

Visita su interior, si es verano recuerda que vigilan el largo de tu falda y que hombros al descubierto tampoco están permitidos. A mi el señor vigilante de las prendas adecuadas para el culto me vio correcta para poder acceder. ¡Qué bien!

Da un paseo por los alrededores de la Catedral, no te pierdas el reloj en piedra situado en la plaza que marca la hora en el que dejó de funcionar después del terremoto de 1880. 

Catedral de Zagreb. Qué ver en Zagreb, capital croata

El edificio más emblemático de Zagreb. La Iglesia de San Marcos

¡Llegamos a mi zona favorita! una iglesia preciosa, las mejores vistas de la ciudad en un paseo con mucho encanto, que nos llevará a la parte más oscura de Zagreb.

Gradec es es centro administrativo de la Republica de Croacia, aquí encontraremos el edificio sin duda más emblemático de Zagreb.

La había visto en cientos de fotos en las que luce su tejado de azulejos de colores blanco, rojo, azul y amarillo. A la derecha el escudo de Zagreb, a su izquierda el Reino de Croacia Habsburgo.

Luce bien bonito en la La plaza Markov, protagonista sin duda de la plaza.

Iglesia de San Marcos, de los imprescindibles que ver en Zagreb

Otros edificios históricos que se encuentran en la plaza son el Sabor (Parlamento) de Croacia y, al otro lado el actual palacio presidencial. Pero ya os adelanto que os encandila la Iglesia sin duda.  

La calle Tkalciceva

Vamos a lo importante, la calle Tkalciceva, con un nombre fácil de aprender como todas las palabras croatas, sencillitas de pronunciar y recordar. ¡Ah! recuerda que no todas las calles empiezan por Ulica, si no que Ulica significa ‘calle’ en castellano. Yo lo aprendí al cabo de unos días, sin más comentarios.

Esta es tu calle y la de todos aquellos que quieran disfrutar de una cerveza, café, comer o comer. Es peatonal e invita al mismo verla a tomar una karlovacko de 0,5 litros, tonterías las justas.

En esta calle me llamó la atención la estatua de una señora con un paraguas, Marija Juric Zagorka, fue la primera periodista croata y una de las mejores escritoras de este país balcánico, luchadora, parece que finalmente le dieron reconocimiento merecido.

Strossmayerovo šetalište, las mejores vistas de Zagreb

Otras de mis favoritos en Zagreb es el paseo de Strossmayer, desde aquí obtendrás las mejores vistas de la ciudad. Estás en la parte alta y la recompensa de haber subido es una panorámica muy chula.

Además es un agradable paseo cubierto de verde con puestos para tomar algo,artistas y rincones muy bonitos como este.

En el paseo tienes la entrada a uno de los funiculares más cortos del mundo, cubriendo un trayecto de 0,66 metros. No subí pero lo vi desde lo alto, el trayecto puede durar poco más de 1 minuto. Es una ayuda para los que no quieren realizar el ascenso a pie desde la parte baja de la ciudad a la alta, y el precio es 5kn, baratito.

La Torre Lotrščak , es otro de los atractivos de la city, lleva el nombre de su campana «latrunculorum» o ‘la campana de los ladrones’. En su origen sonaba antes de cerrar las puertas de la ciudad.

Pegan un cañonazo ¡boom! a las 12 del mediodía, para que no te despistes que se acerca la hora de la caña.

Kamenita Vrata o Puerta de Piedra.

Esta es la única puerta de piedra que se conserva del sistema defensivo de la antigua ciudad. Es curiosa porque dentro crearon un altar donde se puede rezar ya que está acondicionado con bancos. Es sin duda curioso.

El tunel Grič

No te lies, que son muchos palabros, escucharás Grič o Gradec, es lo mismo, es la parte alta de la ciudad recuerda.

El tunel Grič se construye entre el 1943 y 1944 como refugio en la Segunda Guerra Mundial, quedó en el olvido y es en los años 90 cuando prácticamente estaba dejado de la mano de Dios cuando los cuerpos con ganas de mucha fiesta encuentran aquí el lugar idóneo para las rave. ¡Desvaría hasta el amanecer y que no te pille la lluvia!

Tunel de Grič

Ahora ya arregladito para el viandante que no tiene que protegerse de bombas ni nada parecido es muy guay atravesar el tunel. 

Tiene dos entradas principales, si andas por Strossmayer toma la entrada en la calle Mesnička 19.

¿Con ganas de más cosas que ver en Zagreb?

Si te sobra tiempo tienes más opciones como visitar el cementerio de Mirogoj, uno de los más bonitos de Europa.

O darte un paseo por la parte baja de la ciudad. Una de las plazas más concurridas, la plaza Trg Josipa Jelacica.