Archivo de la categoría: Europa

El mirador del monumento a Alfonso XII

No hay lugar que me guste más para un paseo que este parque.

El sitio de mi recreo y el de todos los que se acercan a él para respirar, relajarse, hacer yoga, correr, bailar, patinar, un sinfín de actividades. Este domingo me levanté y con suerte, tengo que decir, pude visitar el Mirador de Alfonso XII.

Estaba ahí pasando desapercibido, a los pies del caballo que monta la estatua de Alfonso XII. Vigilando a los que deciden sentarse a los pies de este conjunto arquitectónico y escultórico.

Visitar el Mirador de Alfonso XII

Un mirador con vistas 360º para disfrutar de este Madrid que tanto nos gusta desde lo alto.  Fue inaugurado en 1922 y llevaba 30 años cerrado, desde el pasado 25 de abril es posible visitarlo previa reserva desde www.reservaspatrimonio.es.

Vista desde el mirador de Alfonso XII.
Vista hacia el oeste de Madrid desde el mirador de Alfonso XII.

Es una visita guiada, gratuita y de 30 minutos en la que nos cuentan la historia del monumento. Tened en cuenta que no es fácil conseguir la reserva ya que es gratuita y los grupos son únicamente de un máximo de 10 personas. Abren periodos de reserva cada cierto tiempo y hay que estar muy atentos a la apertura o con suerte conseguir una plaza libre por cancelaciones.

Vistas hacia el este de Madrid. El fondo el famoso Pirulí.
Vistas hacia el este de Madrid. El fondo el famoso Pirulí.

Os acordáis que os dije que afortunadamente pude visitarlo. Y es que no es habitual encontrar plazas. Una vez abren el periodo de reservas en pocos minutos está todo completo. Luego siempre te puedes apuntar quedando en lista de espera.

Yo desperté el domingo, consulté la página y quedaba una plaza libre, ahí que fui. Me encantó.

Vista hacia el norte de Madrid, otro de los emblemáticos al fondo La Torre de Colón.
Vista hacia el norte de Madrid, otro de los emblemáticos al fondo La Torre de Colón.

El mirador se encuentra a una altura de unos 20 metros, los cuales se alcanzan mediante escaleras. A una altura de casi 6 pisos las vistas son espectaculares. El lugar donde se ubica, privilegiado en el Retiro, justo enfrente del Estanque Grande del Buen Retiro.

 

Moverte por Londres. Tu tarjeta esencial: la Oyster Card

Uno de los puntos más importantes cuando planificas un viaje es saber como moverte por la ciudad que vas a visitar.

En este post  te cuento la mejor manera de moverte por Londres, tu esencial de transporte público, la tarjeta Oyster y como poder recuperar el depósito y saldo no consumido.

La manera más rápida de hacerlo es el metro. También conocido como Tube, entre sus características destaca ser el más antiguo del mundo y otra de sus actuales particularidades es que no se nada barato.

Vamos a conocer un poco más de la tarjeta que  te permitirá desplazarte por la ciudad de la manera más económica y además sabrás como obtener la devolución del depósito de la tarjeta.

La tarjeta Oyster

La tarjeta Oyster Card es tu esencial para la escapada en la ciudad. Te permitirá viajar en el transporte público de Londres, principalmente para moverte por el centro utilizarás el London Underground y los autobuses.

Es una tarjeta recargable, la fianza es de 5 libras a la que añades la cantidad que desees para utilizar en los desplazamientos.

En el metro la tarjeta la tendrás que pasar a la entrada y a la salida de las estaciones ya que el precio varía en función del trayecto (dependiendo de las zonas que atravieses) y de la hora de entrada. En los autobuses solo se pasa cuando subes y el precio es único.

La tarjeta no caduca, de manera que si visitas la ciudad frecuentemente, la conservas y recargas según necesidades. ¿Pero y si no vas a necesitar más la tarjeta?

¿Cómo recuperar la fianza de la Oyster?

En las máquinas expendedoras de las estaciones de metro puedes realizar esta operación. Podrás identificar las máquinas que permitan realizar la devolución porque están marcadas como OYSTER REFUNDS.

Si devuelves la tarjeta en una máquina debes tener un saldo máximo de £10 y te reembolsan al momento la fianza de £5 junto con el saldo que no hayas gastado sin problema. En ese momento la tarjeta queda desactivada, quiere decir que no podrás volver a utilizarla.

Y si has vuelto a tu origen y no hiciste el reembolso de la fianza, o simplemente has visitado la ciudad varias veces y tienes en un cajón varias. Te cuento.

Desde la web del Transporte público de Londres puedes realizar las gestiones de la tarjeta como recarga, registro de las tarjetas (si previamente las habías adquirido en las estaciones)  de manera que podrás reportar pérdidas o robos de tarjetas,…

La devolución de la fianza vía web junto con el saldo no consumido solamente si tienes una cuanta de banco de Reino Unido.

Y sino estamos en el caso anterior. Has vuelto a tu lugar de origen y no hiciste la devolución de la tarjeta ni tienes cuenta en Reino Unido.

Los pasos a seguir en este caso son los siguientes. No tienes cuenta bancaria en UK:

 

 

Londres en 3 días

Te escapas y vas a Londres que es siempre una idea estupenda. Esta vez pasamos 3 días en Londres.

Hemos disfrutado de todas las cosas asombrosas de esta ciudad Babel. En estos tres días vemos lo más importante de Londres. El mítico Cambio de Guardia, el Big Beng(actualmente arropado con sus andamios), el Palacio de Westminster, la Abadía de Westminster, el London Eye, la Catedral de San Pablo, la Torre de Londres, el Hyde Park, Nothing Hill, Candem Town.

Parecen muchas cosas y como siempre hay poco tiempo. Tampoco hay que abrumarse, lo bueno es que muchos de los puntos más importantes de la ciudad se encuentran muy cerca unos de otros. Y para los más alejados vamos a utilizar el metro de la manera más económica posible.

Día 1: Buckingham, el Palacio y la Abadía de Westminster, el Big Ben y London Eye

Tendrás que revisar el horario del Cambio de Guardia porque no es todos los días, mejor dicho el Cambio de Guardia sí, pero no el ‘show’. En función de esto adapta los días a tu escapada.

Si es tu primera vez, tendrás que ir. Y ahí fuimos, fotos de Beefeaters, fotos del Palacio, unos vienen otros van.

Después nos dirigimos  hacía el Big Ben, el Palacio de Westminster y la Abadía. Estos puntos están muy cerca unos de los otros. De manera que puedes visitar el Palacio de Westminster y la Abadía. Nosotros nos decidimos esta vez por la Abadía y es totalmente recomendable.

Me encanta pasear,¿a vosotros?. Imagina que paseas a la orilla del río y ese río es el Támesis.

Os dejo paseando por la orilla… Disfrutad.

Día 2: Hyde Park, Nothing Hill, Tower of London y Tower Bridge.

En este día vamos a movernos de una punta de Londres a la otra. De manera que hoy sí, toca the Tube. El metro nos facilitará movernos por los puntos que queremos visitar.

Nos vamos a Hyde Park a jugar entre las ardillas.

Después de visitar el parque más famoso de la ciudad, nos vamos al barrio y su famoso mercado en Nothing Hill.

Después de comer nos dirigimos hacia la Torre de Londres  para acabar intentando desgastar con la mirada el Puente de la Torre. Y ahí nos quedamos un largo rato.

Día 3: Y de repente, Candem Town

Cambia tu idea de orden y estructura de Londres porque nos vamos a visitar el barrio de Candem Town y sus mercadillos.

Casas con fachadas estéticamente ‘diferentes’, sorprendentes a los ojos de cualquier viandante.

Entre los mercadillos de Candem, destacar Camden Lock Market y The Stables, situados en una zona de antiguos edificios industriales. A mi particularmente me encanta.

Este día será diferente porque el barrio en sí lo es. Y no digo más…

 

 

Y de repente, Camden Town

Camden Town

Hemos decidido pasar un día más relajado. Siempre me gusta entre días a tope de ver cosas, uno de absoluto placer, para conocer un lugar más a fondo y de paso disfrutarlo de lo lindo. Si te preguntas qué ver en Camden Town y si merece la pena visitarlo, ni lo dudes.

Camden Town y su mercado es el lugar ideal si decides tener un día de esparcimiento en tu escapada a Londres. Un lugar muy particular, diferente a lo que has visto ahora.

Todo en Londres, parecía bien estructurado, ordenado. Entonces llegas a Camden Town y no sabes que ha ocurrido en este barrio.

De repente es todo aleatorío, sus casas, alturas, colores. Nosotros comenzamos en Camden High Street, una calle más bien corta y que hace un buen papel para la inmersión en el barrio y su famoso Mercado de Camden Town.

Los puestos callejeros invaden las aceras y los turistas empezarán a completar el poco espacio disponible según avance el día.

En el camino hacía la zona que concentra mayor número de mercadillos, pasamos por Inverness Street Market. Originalmente fue un mercado de frutas y verduras, ahora un mercadillo de ropa, souvenirs y puestos de comida.

Comida en uno de los puestos del mercadillo
Para ir abriendo el apetito.

Vista del mercado de Inverness Market

Mejor ir temprano y de esta manera poder disfrutar sin tener que esquivar los cientos de turistas que visitan Camden Town.

En el camino, tiendas de ropa alternativa,  de tatuajes y piercings.

Hacia el final de la calle, las fachadas se adornan de gigantes figuras, haciendo de este lugar algo  único. Te guste más o menos, no deja indiferente.

No podrás evitar detenerte en ciertos puntos de la calle, pero tienes que llegar al Camden Lock Market. Cuando veas las compuertas del canal, habrás llegado a uno de los mercados más chulos de Londres.

Mercado de Camden Town

El Mercado de Camden Town realmente se refiere a los mercadillos  que más o menos concentrados se encuentran en este barrio. Ya hemos pasado por Inverness Street Market y finalmente llegamos a la zona que concentra mayor número de ellos.

Camden Lock Market

Los edificios que lo recogen tienen ese aire industrial que a este lugar le da carácter. Recorremos Camden Lock Market y The Stables Market.

Vista de Camden Lock Market.
Vista de Camden Lock Market.

En su entramado,  puestos de comida y tiendecitas que venden todo tipo de cosas: artesanía, ropa, etc.

La oferta gastronómica abarca todos los lugares del mundo: orientales, mexicanos, venezolanos, italianos, un sinfín de puestos que ofrecen degustaciones para ir abriendo apetito.

 The Stables Market

En su día lo que fueron unas caballerizas y un hospital para caballos, ahora es una de las zonas del Mercado de Camden más curiosas.

Los boxes de los caballos ahora son tiendas de muebles retro y artesanías hechas a manos, ropa gótica, realmente hay de todo.

Si el día os acompaña mi recomendación es buscar un hueco para comer con vistas al canal.

 

 

 

 

Recorrer Londres, de un lado a otro.

Día 2: Hyde Park, Nothing Hill, Tower of London y Tower Bridge.

Este día vamos a ir de una punta de la ciudad de Londres a otra. Es el día de hacer uso de la Oyster card.

Moverse por Londres en el metro es muy rápido pero no barato. Este es el día que vamos a movernos más y para poder aprovechar el máximo tenéis que comprar la tarjeta de transporte para el metro londinense que se llama Oyster.

Hyde Park

Hyde park es quizás el parque más conocido de la ciudad, una gran extensión verde en el centro de Londres. Es un parque donde se respira tranquilidad, un buen lugar para relajarte. Caminarás entre patos, ardillas,.. En su estanque y lago puedes disfrutar de lo más característico en sus aguas, cisnes  y gansos.

Vista del estanque Round Pond, muy cerca del Palacio de Kensington
Vista del estanque Round Pond, muy cerca del Palacio de Kensington.

El parque es muy grande y necesitarías un día tranquilamente para conocerlo entero. Nosotros optamos por ver desde el final de su lago el Serpentine Lake  en su parte más al norte donde está el Italian Water Gardeny y acercarnos  hasta su estanque Round Pond, muy cerca del Palacio de Kensington.

Vista de los Jardines Italianos, ha sido escenario de muchas películas
Vista de los Jardines Italianos, ha sido escenario de muchas películas,  Bridget Jones entre ellas.

Al lado del estanque Round Pond se encuentra el  Palacio de Kensington. Aquí residía la reina Victoria y donde actualmente residen los Duques de Cambridge.

Palacio de Kensington.
Estatua de la reina Victoria, al fondo el Palacio de Kensington.

Nosotros no lo visitamos porque tenemos en la agenda ¡Nothing Hill y llegar al Tower Bridge!

Notting Hill

Nos fuimos a visitar uno de los barrios más coloridos de Londres. Las casitas de colores y  sus puestos callejeros a lo largo de Portobello Road es lo más destacado.

Casas de colores de Nothing Hills
Casas de colores en el barrio de Nothing Hills

Y a quién no le viene a la cabeza la película, bien. Anduvimos por ahí y la famosa ‘puerta azul’ se encuentra en este barrio. Es algo de lo que puedes prescindir perfectamente a no ser que seas super fan de la película o de sus actores. Yo andaba por allí…

La casa de la película donde vivía William Tacker.
La casa de la película Nothing Hills donde vivía William Tacker.

Si os interesa el mercado de Nothing Hill es el sábado por la mañana, sería el mejor día para visitarlo. Aún así, cualquier día puedes disfrutar de sus puestos a lo largo de la calle Portobello Road.

Tower of London

La Torre de Londres es  uno de los lugares más lleno  de historia. También conocida como la torre del terror, todos los que de alguna manera ofendían a la monarquía eran torturados y ejecutados en este lugar. Durante muchos años esta fue su función.

Una de las ejecutadas fue la Reina  consorte Ana Bolena, acusada de adulterio, incesto y traición fue decapitada en el cadalso de la Torre de Londres. Acabo de ver la película ‘Las hermanas Bolenas’ y no he podido no mencionar el hecho.

En la torre puedes visitar las joyas de la Corona, la White Tower (la Torre de Londres),…  La visita te puede llevar un par de horas.

Tower Bridge

Y llegamos a otro de los lugares donde no paran de dispararse las cámaras. Imposible no fotografiarlo, es un auténtico icono de la ciudad y aquí no hay obras de momento que lo cubran. ¡Genial!

Es un puente levadizo, capaz de elevarse para abrir paso a los barcos. No lo vimos en esta función, pero la página oficial indica los horarios de elevación y también puedes comprar los tickets para la visita.

Las pasarelas que unen las torres estaban destinadas al paso de peatones, pero la gente optaba por esperar que se cerrara de nuevo el puente para cruzar, de manera que perdieron esta función y ahora forman parte de la visita turística al Tower Bridge.

Y su nombre no proviene de las torres que dominan el skyline de Londres, sino por encontrarse muy cerca de la London Tower.

 

Caminando por el centro de Londres

Día 1: Buckingham, el Palacio y la Abadía de Westminster, el Big Ben y London Eye

LLegamos muy temprano a Londres y teníamos en mente aprovechar al máximo.

En el primer día vamos a caminar por buena parte del distrito de Westminster. En este distrito se concentran muchos de los iconos de Londres como es el Palacio de Buckingham y su famoso Cambio de Guardia, el Palacio de Westminster, el Big Ben.

Ruta del primer día en Londres

  • La ruta para el primer día en Londres recorre el  Buckingham Palace,  la Abadía de Westminter y saliendo de la Abadía y avanzando hacia el río os encontraréis conalgunos de los símbolos más emblemáticos de la ciudad: el Big Ben y el Palacio de Westminster y el London Eye.

¿Nos habrá dado tiempo a verlo todo? Os lo cuento.

The Show must go on

Nos vamos directas a ver el Cambio de Guardia del Palacio de Buckingham. El horario es establecido por el ejercito británico y puede cambiar según el tiempo o cualquier imprevisto. De manera que debes consulta los horarios para asegurarte que puedes disfrutar del colorido espectáculo.

La Guardia de la Reina está formada por dos destacamentos, St James’s Palace y el Buckingham Palace, los dos se preparan para el cambio.

Recuerda que es muy importante asegurarte que se celebre el día que vas. El Cambio de Guardia sí es diario, no el ‘show’. 

Queríamos ver el ‘show’ y así lo planificamos. Si bien, en mi opinión dependiendo del tiempo con el que contéis, os lo podríais saltar.

¿Dónde te puedes situar para ver el Cambio de Guardia?

Justo delante de las rejas de la entrada principal del Palacio de Buckingham, esta zona es la que está más llena de gente junto con los escalones que hay en la plaza justo delante de la entrada principal del Palacio.

Vista del Palacio de Buckingham lista para ver el show.
Vista del Palacio de Buckingham, preparada para ver el show.

Si lo tuyo es la fotografía, el lugar para sacar buenas fotos de la Guardia a pie andando hacia el Palacio de Buckingham o de la Guardia montada, The Mall es un buen sitio, ya que por aquí desfilaran.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de B E A T R I Z (@escapateconmi_go) el

La Abadía de Westminster 

Si vas con un presupuesto limitado y tienes que seleccionar los lugares qué visitar, este sería uno de los que han de entrar en tu lista.

La entrada nos costó 10 libras y la compramos en la propia Abadía. La cola no lleva tanto tiempo como en otras atracciones turísticas como puede ser el Parlamento o el London Eye. Señalo el precio porque si buscas por internet encontraréis un precio que ronda las 20 libras.

Todos los monarcas ingleses han sido coronados en la Abadía de Westminster utilizando un trono de coronación medieval del siglo  XI. Lo encontraréis prácticamente en la salida de la Abadía, después de haber visitado un sinfín de tumbas de monarcas, nobles, poetas y científicos.

Abadía de Westminster, al fondo la Torre Victoria del Palacio de Westminster.
Abadía de Westminster, al fondo la Torre Victoria del Palacio de Westminster.

Atención Obras: el Big Ben y el Palacio de Westminster

Cuando hablamos del El Big Ben nos referimos a la Torre del Parlamento, que es sin duda una de las imágenes más representativas de la ciudad de Londres. Realmente el Big ben es la campana que alberga, pero nos entendemos…

Este es el estado actual de la torre del reloj más famosa, el Big Ben. Algo diferente a lo que teníamos en mente… Se encuentra en estado de reparación y hasta el 2021 no se verá despejada de andamios.

Un detalle ha sido dejar una cara del reloj siempre visible.

Este vestido de andamios lucirá la Torre hasta el 2021. ¡Ya tienes excusa para volver a verlo una vez terminen las obras!

El Palacio de Westminster o las Casas del Parlamento es otra de las postales que tenemos en mente de Londres. También sometida a reformas ante su deteriorado estado. Esta es la portal del conjunto actualmente.

Vista del Big Ben y el Palacio de Westminster.
Vista del Big Ben y el Palacio de Westminster desde el otro lado de la orilla del Támesis.

London Eye

Esta atracción, relativamente nueva, ya que se inauguró en el 2000 se ha convertido en atractivo turístico principal y forma parte de esta orilla del río Támesis.

London Eye, vista desde el puente de Westminster.
London Eye, vista desde el puente de Westminster.

Si bien no pertenece al distrito de Westminster, verla desde la otra orilla y no sentir ganas de cruzar y acercarte es misión imposible.

London Eye, la noria más fotogénica y sexy en diseño y arquitectura. Todo el mundo reconoce su figura y se asocia a Londres como si mil años llevara ahí.

 

Ruta de 7 días por Italia: Verona, Venecia, Florencia y Milán

Ruta de 7 días por Italia:  Verona, Venecia, Florencia y Milán

Este pasado verano nos hemos recorrido una cachito de la bota de nuestros amigos italianos. Por un sinfín de razones volvería a visitar Italia.

El idioma fácil de entender para nosotros, la gastronomía, el clima, su historia, su gente, … y además de todo esto, ¡está muy cerca de España!.

Italia es ideal para escapadas en cualquier época del año y vacaciones de verano si no llevas mal el calor de estos meses.

Para desplazarte por Italia utiliza el tren sino quieres alquilar coche. Yo compro los billetes a través de la web  goeuro.es de manera muy sencilla y sin complicaciones, sobretodo si tus destinos son las ciudades más conocidas del país.

Visitar a mi amiga Mary en su tierra en una ocasión tan especial como su boda y disfrutar de la hospitalidad de los italianos fue el mejor comienzo para mi ruta de 7 días por Italia este verano. ¡No podía comenzar mejor!

Partimos de su pueblito en el norte de Italia, Padernello, rumbo a la coste este del país, hacemos un alto en el camino para disfrutar de la ciudad del amor, Verona. Os detallo la visita a la ciudad en nuestro primer día de la ruta por Italia:

Día 1: Verona, mucho más que Romeo y Julieta

Vista del Castillo de San Pietro en Verona, desde donde obtener las vistas de Verona.
Vista del Castillo de San Pietro en Verona, desde donde obtener las vistas de Verona.

Después de visitar esta bella ciudad nos dirigimos a Venecia, única y tan especial que tienes que visitarla al menos una vez en la vida.

En Venecia nos alojamos muy cerca de la estación de trenes. Como os comento en la entrada, es una gran idea porque dejas tu equipaje y comienzas el recorrido bordeando el Gran Canal acercándonos a la bellísima Plaza de San Marcos.

Remarco de nuevo la idea de utilizar el transporte público porque si además tu idea es visitar Venecia, recuerda que la ciudad es totalmente peatonal.

Día 2, 3 y 4: Tres días en Venecia

Vista de la Catedral de San Marcos en Venecia.
Vista de la Catedral de San Marcos en Venecia.

Venecia me apasiona. En estos tres días disfruté de recorrer la ciudad, visitar alguna de sus islas como Murano, Burano (con sus casas de colores) e incluso de la playa en Venecia, en el Lido de Venecia.

Día 5 y 6: Florencia

Los dos siguientes días los dedicamos a Florencia. Otra de los must de Italia. Para los amantes del arte es su ciudad.

Te embelesa con su historia y museos inluso al aire libre.

El Ponte Vecchio. Uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad de Florencia.
El Ponte Vecchio. Uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad de Florencia.

Día 7: Un paseo por Milán

Nuestro viaje termina donde comenzó, en Milán.

Si buscas información de Milán te llevarás la idea de aún siendo la ciudad da la moda poco más ofrece, una ciudad fea,  “sin nada”, si bien es verdad que comparada con las anteriores no tiene nada que ver; en mi opinión, la Catedral es increíble y se disfruta de un agradable paseo por sus calles.

En particular, el paseo desde el Duomo de Milán hacia el parque Sempione haciendo parada en el Castillo Sforzesco es muy recomendable.

Y aquí terminó nuestro viaje a Italia de este verano, que nos dejó con muchas ganas de más. Volveré pronto.

 

Milán en un día

Un paseo por Milán

No se conoce una ciudad en un día, con eso en mente, las rutas que describo para un día, son para conocer los más destacado de la ciudad porque estaba de paso en tu viaje o cualquier motivo que te ha permitido pasar un día en ella.

En mi caso, la vuelta a Madrid de mi viaje por Italia, donde hemos recorrido Venecia  durante tres días, Verona en un día y Florencia en dos, era desde Milán.

Milán es la ciudad de la moda, una ciudad muy grande pero que visitar su centro te ofrece la posibilidad de ver lo más destacado.

El recorrido de un día en Milán comienza en la Plaza del Duomo para visitar la Catedral, paseamos por la vía Dante para llegar al Castillo Sforzesco y terminamos en el parque Sempione en el Arco de la Paz.

La Piazza Duomo

El Duomo de Milán y su plaza es el must de cualquier visita a la ciudad de Milán. Habrás visto miles de fotos de la plaza y de fondo su Catedral.

La verdad que la Catedral es impresionante, su fachada de mármol blanco rosado y su terraza con torres acabadas en estatuas que desde lo alto contemplan la ciudad.  Es un auténtico placer visual.

Es una de las iglesias más grandes del mundo, con una capacidad de 40.000 personas en su interior, esto nos da una idea de la magnitud de la construcción.

Casi 600 años en terminar esta enorme catedral gótica. Durante todos esos años podéis imaginar los arquitectos, artistas que participaron esta obra. El resultado, una arquitectura única.

El interior de la Catedral

Como es habitual, la cola para entrar al interior es algo esperado.

Lo que no es tan habitual es que para entrar al interior se pague. Tened en cuenta que la entrada a la Catedral de Milán no es gratuita, tiene un coste de 3,50 euros con acceso también al museo.

Nosotros esperamos algo más de una hora pero en mi opinión merece la pena la espera.

Entre los elementos decorativos que más destacan se encuentran unos enormes cuadros que de entre las columnas dejan ver diferentes escenas religiosas. Las vidrieras son espectaculares.

Entre las columnas cuadros de escenas religiosas

Estatuas de santos se distribuyen a lo largo del interior;  entre ellos una que realmente impresiona, la estatua de Bartolomé el Apóstol, patrón de los curtidores.

Bartolomé aparece con su propia piel arrancada y colgando sobre sus hombros.

Estatua de San Bartolomé
Bartolomé Apostol, una de las estatuas que más impresiona en el interior de la Catedral de Milán.

Puedes visitar su terraza panorámica y desde ahí ver los pináculos y estatuas de cerca. Para consultar las diferentes opciones de visita con su precio y comprar los tickets accede a la web del Doumo de Milán.

Galleria Vittorio Emanuele II

Es un punto interesante por la arquitectura que la galería tiene, además de concentrar las tiendas más famosas de Milán. Se encuentra justo al lado de la Catedral. Inevitable acceder a ella.

Se le conoce como el ‘Salón de Milán’  y se conforma por dos arcadas perpendiculares cubiertas por una bóveda de vidrio y hierro.

Hay restaurantes a lo largo de toda la galería,  algunos de los más antiguos de Milán, como el histórico Café Biffi, fundado en 1867.

El Castillo Sforzesco

Otro de los iconos de la ciudad de Milán es el Castillo Sforzesco. Construido como fortaleza en el siglo XIV. Más tarde la familia Sforzo lo convierte en una de las mejores cortes de toda Italia y   años después vuelta de nuevo a su función militar.

Torre del Filarete, entrada principal al Castillo Sforzesco

Destaca su entrada principal a través de la Torre del Filarete.

Ahora está lleno de museos: el Museo de Arte Antiguo, la Pinacoteca, colecciones de Artes Decorativas, el Museo Egipcio, el Museo de Instrumentos Musicales,…

No tenía mucho tiempo por lo que no pude visitar ninguno de ellos pero sí es totalmente recomendable dar un paseo por su patio central y alrededores.

Fachada del Castillo Sforzesco a la salida que da acceso al Parque Sempione.
Fachada del Castillo Sforzesco a la salida que da acceso al Parque Sempione.

El Parque Sempione

Junto al Castillo, en la salida al otro lado de la puerta de entrada, verás el comienzo del Parque Sempione.

Es un parque muy agradable y enorme, cuenta con 47 hectáreas en las que puedes encontrar un lago artificial y algunas edificaciones destacadas como el Arco della Pace, arco del triunfo por el que hicieron su entrada triunfal en Milán Napoleón  Bonaparte y Victorio Manuel II en el 1859. 

Arco de la Paz en Milán
Arco de la Paz en Milán.
Vista del Arco de la Paz desde el comienzo del Parque Sempione.

Podéis observar las dimensiones del parque en esta última foto, el Arco de la Paz está al fondo.

La Arena Civica es otro de los destacados, un gran anfiteatro en el que se celebran competiciones de atletismo y conciertos.

 

Florencia en dos días

Dos días en Florencia

Florencia es la capital de la Toscana, podría ser la base perfecta para recorrer esta preciosa región, pero esto lo haremos en otra ocasión sin duda.

Además es una de las ciudades artísticas más importantes del mundo. Figuras como Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, Dante, Botticelli,  entre otros muchos más, la convierten en imprescindible si hablamos del tema.

Disponemos de dos días para visitar Florencia, de manera que he seleccionado los mejores lugares qué ver en Florencia y más significativos de la ciudad.

Día 1: Recorrer la ciudad de Florencia

En el primer día de mi escapada a Florencia recorrimos la ciudad de plaza en plaza por sus calles llenas de arte. Nuestros objetivos a cumplir:  la plaza del Duomo de Florencia, la Plaza de la Señoría, la Plaza de la República, la Galería Uffizi y ese puente que cruza el río Arno con sus casas colgadas, el Ponte Vecchio. ¡Qué mejor que acabar el día con un  atardecer a la orilla del río con vistas al Puente Viejo!

Conocida como cuna del renacimiento recorriendo sus calles encuentras edificios únicos e incluso alguna plaza que es un auténtico museo al aire libre, la Piazza della Signoria.

Primer día en Florencia

La Plaza de la Señoría.
En la Plaza de la Señoría puedes visitar el Palacio Vecchio y sentarte en la Logia dei Lanzi para admirar importantes obras de arte.

Día 2: Las mejores vistas de Florencia

En nuestro segundo día, a primera hora visitaremos el Duomo por dentro. Recordad siempre que para acceder a las catedrales la entrada es gratuita pero has de hacer una cola que te llevara una media de una hora.

Madrugamos un poco y directos a visitar la Catedral de Santa María del Fiore.

En este día queremos alcanzar las mejores vistas de la ciudad, de manera que en esa dirección vamos. Cruzaremos, de nuevo el Ponte Vecchio y ascendemos hacía la Plaza de Miguel Ángel. Nuestra recompensa unas espectaculares vistas de la ciudad.

Mirador de la Plaza de Miguel Ángel
Las mejores vistas de la ciudad de Florencia se obtienen desde esta plaza.

Te cuento en detalle el recorrido para llegar al mejor mirador de la ciudad y obtener las mejores vistas de Florencia.

 

 

 

 

 

Las mejores vistas de Florencia: desde la Plaza de Miguel Ángel

Hacia las mejores vistas de Florencia

El segundo día en Florencia lo dedicamos a visitar aquellos lugares que no pudimos en nuestro primer día en la ciudad y disfrutar de las mejores vistas de Florencia.

Teníamos pendiente entrar al Duomo, madrugando un poco vamos directamente a la cola para entrar a la Catedral.

Mi consejo es que proveches la cola para hacer unas fotos y se tome con paciencia. Recordad que hay que ir cubiertos hasta las rodillas y hombros.

La Catedral de Florencia

En mi opinión, la Catedral es mucho más espectacular por fuera que que por dentro. Destaca en su interior la cúpula de 114 metros de alto y 45 metros de diámetro, completamente decorada con pinturas al fresco que representan escenas del Juicio Final.

Piazzale Michelangelo

Volveremos a pasar por el puente Vecchio y nos dirigimos  a la Piazzale Michelangelo. La Piazzale es un mirador espectacular desde donde se obtienen las mejores vistas de Florencia. En mi opinión, es este lugar es imprescindible.

Desde el puente Viejo hasta la Plaza de Miguel Ángel serán unos 25 minutos de subida, en verano hay que sumar el calor. Si quieres reservar fuerzas hay autobuses que facilitan la tarea; las líneas 12 y 13 te dejan en la misma plaza.

A mi me gusta caminar por eso nosotros lo hicimos a pie, un tanto acolorados pero poco a poco alcanzamos el objetivo. Nuestra recompensa fueron unas increíbles vistas de Florencia.

Mirador Piazzale Michelangelo
Desde el mirador de la Plaza de Miguel Ángel se obtienen las mejores vistas de Florencia.

En la plaza hay una réplica en bronce del David de Miguel Ángel, restaurante y cafetería.

Santa María Novella

La bajada, mucho más llevadera, nos lleva de nuevo a la orilla del río Arno. Y caminando por la orilla, nos dirigimos a una de las iglesias más importantes de la ciudad, Santa María Novella. El recorrido caminando es de unos 30 minutos.

Esta vez atravesaremos el río por el puente de Santa Trinidad, es el puente elíptico más antiguo del mundo y podrás ver otra perspectiva del puente Vecchio.

Vista del Puente Vecchio
Vista del Puente Vecchio desde el puente Santa Trinita.

La iglesia de Santa María Novella es una de las obras más importantes del Renacimiento florentino.

Destacaría su fachada en mármol que se recubrió de color blanco y verde combinando con otras edificaciones de la ciudad en una fase posterior a su construcción.

Fachada de Santa María de la Novella
La fachada de Santa María de la Novella está totalmente recubierta de mármol blanco y verde.

Su interior cuidado al detalle con importantes frescos.